Blogs
Atrás

QUADIS prueba el nuevo Jaguar I-PACE

QUADIS prueba el nuevo Jaguar I-PACE

Desde que recibimos las primeras informaciones sobre el Jaguar I-PACE, hace ya casi dos años, nuestras ganas de probar el primer Jaguar 100% eléctrico de producción no habían dejado de aumentar.

Hace solo unos días nos desplazamos a nuestros concesionarios oficiales Jaguar para ponernos al volante de este SUV eléctrico, que supone una auténtica revolución para la marca británica. Eficiencia, deportividad y tecnología se dan cita en el nuevo Jaguar I-PACE.

Conducir un vehículo eléctrico ofrece, desde el primer momento, varias ventajas diferenciales como son la inmediatez de respuesta del motor, la ausencia de caja de cambios y la suavidad en la conducción. Todo esto es evidente en el Jaguar I-PACE, que añade a esta fórmula ganadora unas sensaciones muy deportivas basadas en dos claves: la potencia de sus motores y la gran calidad del chasis.

Sobre el primer punto, cabe indicar que el I-PACE  desarrolla una potencia de 294 kW (400 CV aproximadamente) generada por dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes, situados uno en cada eje. Esto permite dotar al coche de tracción total permanente y de una aceleración impresionante, aprovechando sus 696 Nm de par motor desde el primer momento.

A esta facilidad de manejo y grandes prestaciones se une un chasis de aluminio, desarrollado sobre una nueva plataforma modular creada de manera exclusiva para los nuevos coches eléctricos de Jaguar. De esta manera el equilibrio de pesos es casi perfecto, las reacciones del conjunto son fluidas y en ningún caso se tiene la sensación de conducir un coche cuyo peso supera las 2 toneladas de peso.

La autonomía es otro aspecto vital para entender la gran apuesta de Jaguar por su primer vehículo eléctrico de producción. Así, el Jaguar I-PACE atesora una autonomía de entre 415 y 480 kilómetros bajo el ciclo de homologación WLTP, una cifra espectacular lograda gracias a su batería de 90 kWh de iones de litio con sistemas de gestión térmica para alargar su vida útil.

Las baterías del I-PACE ofrecen las siguientes opciones de recarga:

  • Con corriente alterna: en un enchufe convencional del hogar.
  • Con corriente alterna: mediante un cargador rápido de pared, cuya carga se realiza en aproximadamente 10 horas.
  • Con corriente continua: el vehículo puede recargar un 80% de su batería en aproximadamente 15 o 20 minutos.

Además de una estética moderna y que no deja a nadie indiferente, el vehículo británico cuenta con un habitáculo muy espacioso (perfecto para cinco adultos) y cargado de materiales de calidad y tecnología. Destacan en este último punto las dos enormes pantallas táctiles con total conectividad con el smartphone, la pantalla interactiva del conductor y el Head-Up Display, que proyecta las informaciones más importantes en la parte inferior del parabrisas.

Mia Costa, experto en automoción de QUADIS, destaca que “el I-PACE es un coche con un confort de marcha excepcional. Se trata de un eléctrico que aúna grandes prestaciones, comodidad para todos los ocupantes y muchos avances mecánicos y tecnológicos. Cualquier persona que lo pruebe se sorprenderá muy positivamente.”

 

Descubre el nuevo Jaguar I-PACE en nuestros concesionarios oficiales Jaguar, Land Motors y Solmòbil.