Audi pretende intensificar aún más sus actividades relacionadas con la sostenibilidad medioambiental, los derechos humanos y del cumplimiento de la normativa mediante la supervisión digital de toda la cadena de suministro.

A Audi ya no le basta con cumplir sus propios estándares, la marca alemana desea garantizar que estos mismos requisitos son cumplidos por todos los implicados. Tanto sus proveedores directos como las empresas que trabajen para ellos. Para ello pondrá en marcha un radar de sostenibilidad diseñado para descubrir las posibles infracciones en una fase temprana e iniciar las medidas de corrección oportunas tan pronto como sea posible.

El Código de Conducta para Socios Comerciales

El Código de Conducta para Socios Comerciales resume los requisitos de sostenibilidad de Audi, que desde 2019 exige la calificación de sostenibilidad (S rating”) para la adjudicación de cualquier contrato como proveedor.

La supervisión integral de los riesgos en Audi combina diferentes métodos y sistemas para poder gestionar de forma responsable la compleja estructura de proveedores:

  • En 2020 más de 13.000 proveedores realizaron una autoevaluación de su propio rendimiento en materia de sostenibilidad y más de 800 proveedores fueron auditados in situ.
  • Audi también mantiene varios canales de denuncia tradicionales, como los buzones de correos o los defensores del pueblo.
  • Desde octubre de 2020 la Inteligencia Artificial (IA) completa la supervisión de la cadena de suministro utilizando las nuevas tecnologías en un proyecto piloto.

Análisis de cantidades masivas de datos mediante Inteligencia Artificial

El sistema digital de alerta de riesgos utilizado por Audi, Volkswagen y Porsche recoge noticias relativas a su cadena de suministro. Proceden desde medios sociales como Twitter o YouTube hasta medios de comunicación locales de unos 150 países y en más de 50 idiomas. A partir de una IA basada en el reconocimiento automático del habla que ha desarrollado la start-up austriaca Prewave, el sistema analiza el significado de cada mensaje y detecta fácilmente las posibles situaciones de peligro.

Esta tecnología se utiliza para examinar en tiempo real a miles de proveedores distribuidos por todo el mundo, en busca de tres tipos de riesgos de sostenibilidad:

  • Riesgos sociales: violaciones de la legislación laboral, malestar de los trabajadores, trabajo infantil, discriminación en el lugar de trabajo…
  • Riesgos para el medio ambiente: contaminación del aire y del agua, consumo de agua, problemas de residuos…
  • Riesgo cibernético: presuntos ciberataques, fraudes, robos de datos…

Como los algoritmos inteligentes están en constante aprendizaje, el sistema mejora continuamente y su capacidad para reconocer indicios de riesgos es cada vez mejor.

Cuando la IA detecta un riesgo potencial, Audi recibe una notificación automática. Los responsables examinan entonces la situación con más detalle y, si la información recibida es correcta, toman las medidas adecuadas. El departamento de compras puede dirigirse a los proveedores de forma proactiva y, si es necesario, exigir al socio que inicie inmediatamente las mejoras o incluso dar por finalizada su relación comercial.

Una prueba piloto en más de 4.000 empresas

La fiabilidad y capacidad de esta IA se está verificando actualmente en más de 4.000 empresas proveedoras, y los primeros resultados apuntan a que es una herramienta adaptable y potente para aumentar la transparencia y supervisar eficazmente los acuerdos de sostenibilidad.

Visítanos en nuestros concesionarios oficiales Audi, Motorsol y Marzá, y mantente informado de todas las novedades de la marca.