23/02/2017
5 min.
21
120
Muchos son los factores que intervienen en el proceso, así que intentaremos dar respuesta a las claves para entender el descenso.
Índice de contenidos del artículo Índice del artículo
Mostrar

Claves descenso ventas diesel 1

La relación entre el combustible diésel y los fabricantes de automóviles ha sufrido, en las últimas décadas,varios cambios de tendencia que merecen ser explicados y entendidos.

Los motores diésel aparecieron a finales del siglo XIX como una alternativa al uso de la gasolina. Y aunque durante mucho tiempo existieron automóviles movidos por esta tecnología (especialmente vehículos industriales), no ha sido hasta las últimas décadas cuando el diésel ha logrado llegar al gran público.

De la mano de los fabricantes que apostaron por los motores turbodiésel de inyección directa, desde finales de los 80 el auge de estos vehículos ha sido imparable. Así, aunque normalmente con un coste de venta mayor que sus homólogos de gasolina, los coches diésel se erigieron como una opción ideal debido al bajo coste de su combustible, al menor consumo y a una buena fiabilidad.

Motores Diesel Mantenimiento

 

Un crecimiento que parecía imparable

Así, los años 90 vieron un aumento de las ventas de los coches diésel que ni el más optimista de los estudios podía haber imaginado. Según los datos facilitados por Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones)en el año 1990 tan sólo un 13,14% de los turismos matriculados aquel año en nuestro país usaban esta motorización. En cambio, la década finalizaba con los coches diésel invirtiendo esta tendencia y… ¡superando por primera vez a los motores gasolina!

Los motores fiables, la reducción del ruido y poder dejar atrás la clásica incomodidad de los viejos diésel, hicieron que los clientes decidieran que esta era su mejor opción al comprar un coche nuevo, disparando unas ventas que, a mediados de los años 2000, ya rondaban el 70% de la cuota de mercado.

 

La tecnología, al rescate de los motores de gasolina

El punto culminante de la escalada de ventas de los coches diésel llegó en 2010. A partir de aquel año, localizado en plena época de recesión a nivel mundial, los coches de gasolina empezaron a recuperar el terreno perdido. Un terreno que, según los datos de 2016, cada vez es más estrecho, en una tendencia que podría llegar al empate en ventas en apenas un par de años.

Ventas de turismos en España en 2016

  • Gasolina: 40,2%
  • Diésel: 56,8%
  • Otros combustibles: 3% 

Claves descenso ventas diesel 2

 

¿Por qué están bajando las ventas de coches diésel?

Para contestar esta pregunta, debemos entender en primer lugar los esfuerzos que se están realizando a nivel internacional para la reducción de las emisiones contaminantes. Paralelamente, intervienen también factores relacionados con la tecnología, además de otros elementos, como el precio de los combustibles y las propias tendencias de mercado. Estas son las principales claves:

La revolución en el campo de la energía

No es ninguna novedad explicar que la tendencia de los grandes fabricantes de automóviles es ganar peso en el mercado de las energías alternativas, tales como el coche eléctrico o el coche movido por pila de combustible de hidrógeno. Así, los automóviles que funcionan con energías fósiles sufrirán un paulatino descenso de sus ventas, sea cual sea su motorización.

La tecnología aplicada a los coches de gasolina

A día de hoy, la gran alternativa al coche diésel sigue siendo su homólogo de gasolina. Prestaciones similares y un precio ligeramente más bajo han ayudado a dar un nuevo impulso a los automóviles propulsados por combustibles sin plomo, pero también lo han hecho las últimas tecnologías aplicadas al motor de combustión, tales como eldownsizing (reducción de la cilindrada sin afectar a las prestaciones) o el uso de materiales más ligeros.

Todo ello ha permitido que, actualmente, un coche de gasolina ofrezca consumos equiparables al diésel, siendo así una opción interesante para cualquier conductor, y especialmente para aquellos que realicen desplazamientos mayoritariamente urbanos e interurbanos. La diferencia de precios entre ambos combustibles también se ha reducido en los últimos años, debido a la gran demanda de gasóleo.

La dificultad de reducir las emisiones

Dada su propia concepción, el diésel es un motor que debe emitir partículas de NOx (óxido de nitrógeno) y CO2 (dióxido de carbono) para funcionar, siendo la reducción de las primeras (nocivas para la salud) el objetivo de las grandes ciudades, donde medidas anticontaminación intentarán que cada vez menos coches diésel puedan acceder al centro de los núcleos urbanos, para así ayudar a mejorar los datos de partículas contaminantes en suspensión.

Claves descenso ventas diesel 4

Como consecuencia, los coches diésel se enfrentan a un difícil futuro a medio plazo, algo que en ningún caso estará reñido con la continua evolución que también están experimentando estos motores en los coches nuevos, siendo siempre los diésel de los años 90 los modelos más contaminantes y los primeros que sufrirán ciertas restricciones de circulación.

Podéis visitar nuestros concesionarios oficiales QUADIS, donde descubrir la mayor gama de vehículos nuevos equipados con las últimas tecnologías.

Pon una valoración a este artículo.

¡Tu valoración nos ayuda a mejorar los contenidos que ofrecemos!

Más temáticas del blog de QUADIS

¿Ya estás suscrito a nuestra newsletter?

Entérate de promociones,novedades,noticias... ¡Y mucho más!