Blogs

Atrás

20 sencillos consejos para reducir el consumo de combustible

20 sencillos consejos para reducir el consumo de combustible

La tendencia actual de la industria del automóvil trabaja, desde hace ya varios años, en potenciar que los motores sean cada vez más pequeños y eficientes, con menos cilindros y dispongan de sobrealimentación y de sistemas de gestión de potencia, hechos que les permiten cumplir las normativas actuales sobre emisiones contaminantes, además de consumir menos combustible.

La implantación de estos nuevos motores, ligada al cambio en los hábitos de conducción de vehículos, puede aportar grandes beneficios a los conductores en particular, y a la sociedad en general. Estos son solo algunos de los beneficios que genera una conducción responsable y eficiente:

  • Se reduce el consumo de carburante, con un ahorro medio del 15%
  • Se reducen las emisiones de CO2 en un 15%
  • Se reduce la contaminación acústica
  • Se reduce el estrés del conductor
  • Se aumenta la seguridad en carretera
  • Se mejora el confort de los ocupantes

¿Cómo se alcanza una conducción eficiente?

La Dirección General de Tráfico y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético han elaborado una serie de consejos para realizar una conducción eficiente, basados en unas buenas prácticas que mejoran la eficiencia del motor y se traducen en grandes beneficios:

  1. No iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar el motor. En motores turboalimentados se recomienda esperar hasta un minuto antes de inciar la marcha.
  2. La primera marcha se debe usar solo para iniciar la marcha, cambiando a la segunda a los 2 segundos, o 6 metros, aproximadamente.
  3. Es recomendable realizar los cambios de marcha entre las 2.000 y las 2.500 rpm en los motores de gasolina, y en los motores diésel entre las 1.500 y las 2.000 rpm.
  4. Se debe circular con las marchas más largas posibles y a bajas revoluciones.
  5. Mantener una velocidad de circulación uniforme, evitando frenazos y aceleraciones, así como los cambios de marcha innecesarios.
  6. Para reducir la velocidad, es recomendable levantar el pie del acelerador y dejar decelerar el vehículo en la marcha seleccionada, para después usar el pedal de freno de forma suave y reducir las marchas necesarias.
  7. Se debe detener el coche sin frenazos bruscos, anticipando los movimientos de circulación y gestionando la distancia con el resto de vehículos.
  8. Si se va a estar parado de forma prolongada, más de 60 segundos, se recomienda apagar el motor.
  9. Se debe conducir manteniendo una distancia de seguridad adecuada, así como un campo de visión que permita ver 2 o 3 coches por delante. Si se detecta algún obstáculo o se reduce la velocidad de circulación en la vía, lo adecuado es levantar el pie del acelerador para poder advertir con antelación los imprevistos y anticipar la siguiente maniobra.
  10. Estos consejos para una conducción eficiente aumentan la seguridad vial, pero en caso de conflicto entre una conducción segura y eficiente, prevalecerá siempre la seguridad.

Además de estos 10 consejos ofrecidos por la DGT y el IDAE, existen otras recomendaciones que pueden ayudar de manera notable a reducir el consumo de combustible del coche:

  1. Al aproximarse a una curva, se debe levantar el pie del acelerador y dejar rodar el coche con la marcha engranada. Frenar suavemente, con anticipación, y reducir la marcha cuando sea necesario. Dentro de la curva, mantener una aceleración uniforme y nunca frenar en mitad de la misma mientras las ruedas estén girando.
  2. Circular con la presión de los neumáticos indicada por el fabricante.
  3. Realizar a tiempo el cambio de aceite, con lo que también se reducirán las reparaciones y el riesgo de tener accidentes costosos.
  4. Cuidar el exceso de carga, su colocación en el maletero o la utilización de baca, que pueden aumentar el consumo entre un 2 y un 35%.
  5. En tramos de subida, mantener un ritmo constante aunque esto signifique una pérdida de velocidad durante este tramo.
  6. Abrir las ventanillas solo es aconsejable cuando se circula a bajas velocidades, por lo que activar el aire acondicionado a una potencia baja o media es la mejor elección si se necesita ventilar el habitáculo mientras se circula en vías rápidas.
  7. Planificar la ruta que se va a recorrer para evitar realizar distancias mayores de lo necesario.
  8. Llenar el depósito completamente, reduciendo así el número de veces que se va a la gasolinera. Además, la eficiencia del motor se reduce cuando el depósito está a un cuarto o menos.
  9. Utilizar tarjetas de fidelidad, que devuelven un porcentaje de lo gastado al mes en gasolina.
  10. En los trayectos en que sea posible, compartir la ruta con otros pasajeros genera importantes beneficios, como reducir el gasto en combustible.

Descubre en la red de concesionarios oficiales Quadis la mayor oferta de vehículos nuevos.