Blogs
Atrás

8 coches caros arruinados por Hollywood

8 coches caros arruinados por Hollywood

Si hay algo que acelera el corazón de los amantes del cine es sin duda una escena de persecución en coche, sobre todo si termina con un espectacular choque y alguna explosión. Desde el inicio con el cine mudo, hasta los éxitos de taquilla más actuales, Hollywood ha destruido, sin compasión, algunos de los vehículos más lujosos y coleccionables que jamás haya construido la industria automovilística. Vamos a repasar algunos de estos coches caros que han sido arruinados por Hollywood.

 

Aston Martin DBS

El Aston Martin DBS llegó al mercado en 2007, pero en 2006 tuvo una aparición, con duración limitada, en una nueva entrega de la franquicia de James Bond. "Casino Royale" estrenaba protagonista, Daniel Craig, y vehículo. En una de las escenas de la película ambos protagonistas debían saltar por los aires y acabar rodando por el suelo, pero el Aston Martin DBS estaba tan bien equilibrado que era imposible rodar la escena, así que tuvieron que instalar un cañón debajo del vehículo para que la escena terminase como estaba planeada.

 

Ferrari 250 GT California

Se fabricaron pocas unidades del Ferrari 250 GT California de 1961, por lo que desde siempre ha sido un vehículo caro. Esto obligó a construir tres réplicas del modelo para la película “Todo en un día” (Ferris Bueller’s Day Off), una de las cuales contaba con cambio automático ya que el protagonista, Matthew Broderick, no sabía manejar un cambio manual. A pesar de tratarse de réplicas estadounidenses construidas en 1985, uno de los modelos utilizados en la película llegó a venderse por 396.000 dólares.

 

Lamborghini Murciélago LP-640

En la entrega de 2008 de la franquicia Batman, “El caballero oscuro”, el protagonista destrozaba un Lamborghini Murciélago LP-640, aunque como Bruce Wayne es bastante rico no le molestaría tanto esta pérdida. Lamborghini es una marca que diseña superdeportivos espectaculares, un vehículo ideal para todo aquel que se quiera hacer notar, tanto por su estilo extremo como por su sonido tan característico.

 

Lamborghini Huracán LP610-4

Y seguimos con la marca Lamborghini, una marca relacionada directamente con la gente adinerada. Hay quienes opinan que son como los Ferrari, pero más salvajes, que es el típico vehículo para playboys millonarios. En la película “Doctor Extraño” (Dr. Strange) se utilizaron seis Lamborghini Huracán LP610-4 y según cuentan, al menos uno de ellos fue destruido durante la filmación de la película.

 

Aston Martin DB5

Y regresamos a la franquicia de James Bond con la película "Goldfinger" de 1964. Jaguar rechazó proporcionar un vehículo para la película y el Aston Martin DB5 pasó a convertirse en el auto definitivo del agente 007. Uno de los vehículos utilizado en la película recibió un disparo y se estrelló, pero otro de los modelos utilizados, y que sobrevivió a la película, se vendió en 2010 por 4,6 millones de dólares.

 

Mercedes-Benz 280SE Cabriolé

La película “Resacón en Las Vegas” (The hangover) retrata el tipo de persona que tiene un clásico como el Mercedes-Benz 280SE Cabriolé, un hombre acomodado de mediana edad. Propiedad del suegro del novio, el vehículo acaba destruido en la película. Estrenada en 2009, durante la grabación de la película este Mercedes costaba bastante dinero, llegando a ofrecerse por él unos 95.000 dólares.

 

Lamborghini Miura P400

El que fuera el primer Lamborghini realmente popular fue utilizado en la versión original de “The Italian Job” de 1969. El Lamborghini Miura P400 es un superdeportivo espectacular y muchas personas lo consideran como lo máximo en el diseño de automóviles. Es tan valioso que decidieron no destruirlo en la película, por lo que buscaron un vehículo que ya estaba destrozado para reemplazarlo.

 

Ferrari F355 Spider

Y terminamos la lista con otro Ferrari, aunque en este caso no se trata de un accidente. En la película “La roca” Nicolas Cage se pone al volante de un Ferrari F355 Spider, un deportivo casi de carreras, para perseguir a Sean Connery, que conduce un Hummer, un vehículo hecho para los militares y que era muy lento en la película. Una idea un tanto extraña la de filmar una persecución entre estos dos vehículos, pero que generó 5 minutos de persecución llena de adrenalina y un final poco plácido para el deportivo italiano.

Síguenos en las cuentas de QUADIS en Facebook, Twitter e Instagram y mantente al día de la actualidad y curiosidades del mundo del motor.