Atrás

Audi quiere trasladar la armonía acústica al coche

Audi quiere trasladar la armonía acústica al coche

Uno de los sentidos que más marcan esta experiencia de confort es el oído. En Audi lo saben, y por ello trabajan el interior del habitáculo como un espacio acústico que presenta desafíos muy particulares.

La estrategia acústica de Audi gira en torno a dos objetivos:

  • Crear un entorno sin ruidos de fondo molestos, con unas señales, alertas e informaciones discretas y armónicamente sintonizadas entre sí.
  • Convertir el habitáculo en una sala de conciertos.

Eliminar “crujidos y traqueteos”

Audi aborda la reducción del ruido de forma integral con el equipo Rustle and Rumble”, cuya traducción literal del inglés sería Crujidos y Traqueteos, y que está formado por expertos de diversas áreas.

Su misión es rastrear, analizar y corregir los posibles ruidos no deseados que se generan en el vehículo. Para ello, evalúan cada nuevo modelo en la carretera, en la pista de vibración, y en los aparatos de hidropulsión, un banco de pruebas servohidráulico con cuatro niveles que hace vibrar el vehículo intensamente. Se detectan y localizan de esta manera las fuentes de ruido.

La acústica en un coche eléctrico: el ejemplo del Audi e-tron

Un motor eléctrico apenas provoca oscilaciones, vibraciones y sonidos mecánicos. Esto hace que algunos ruidos que antes no eran tan perceptibles ahora pasen a primer plano. Por ejemplo el aire o la rodadura de los neumáticos.

Audi realiza un gran esfuerzo para minimizar al máximo estos efectos cuando surgen. Por ejemplo, todas las zonas del chasis del Audi e-tron susceptibles de transmitir ruidos molestos están especialmente aisladas y desacopladas. También se utiliza material aislante textil y microfibra para absorber el ruido en los revestimientos de los pasos de rueda, aberturas y cavidades. Los motores eléctricos están encerrados en cápsulas que reducen el ruido, y el suelo se recubre con un material especial para que la chapa metálica vibre menos.

El Audi e-tron cuenta además con una avanzada aeroacústica que hace que el ruido del viento apenas penetre en el interior, porque las juntas de las puertas, los retrovisores exteriores y los vierteaguas cuentan con un diseño muy afinado. El parabrisas incluye de serie doble acristalamiento, y se ofrece como opción un acristalamiento acústico para las ventanillas laterales.

Como una sala de conciertos: la asociación con Bang & Olufsen y Sonos

Con el objetivo de que la música suene mejor en un Audi que en casa, la marca alemana cuenta con dos socios: Bang & Olufsen y Sonos.

Desde la segunda generación del Q7, Audi ofrece sistemas de sonido Bang & Olufsen con sonido 3D. El sonido envolvente estándar es una tecnología multicanal en la que la música procede de un subwoofer y de varios altavoces delanteros, traseros y laterales. Para conseguir el sonido 3D se añade una fuente de sonido adicional que no está al mismo nivel: varios altavoces de banda ancha integrados en el pilar A, el pilar B y el revestimiento del techo.

Además la marca de los cuatro aros cuenta con el especialista Sonos como nuevo socio tecnológico para los equipos de alta fidelidad. Su filosofía de sonido dinámico con abundantes graves ya puede disfrutarse en el Audi Q4 e-tron y se implantará a mediados de año en otros modelos de la clase compacta.

¿Quieres descubrir la filosofía de sonido de Audi? Visítanos en nuestros concesionarios oficiales Audi, Motorsol y Marzá, y vívela.