El pasado sábado 12 de febrero Cars Gallery abrió en exclusiva las puertas de las nuevas y remodeladas instalaciones de Ferrari Barcelona a los socios del Ferrari Club España (FCE). Casi 50 socios acudieron junto a sus familias al encuentro previo a la clásica Calçotada del Club.

Las nuevas instalaciones de Ferrari Barcelona han convertido al concesionario de la ciudad condal en un referente a nivel europeo. De este nuevo espacio destaca la elegancia del nuevo diseño de toda la remodelación y una gran cantidad de equipo audiovisual con más de 20 pantallas. También la zona de configuración hace de la customización de la marca todo un culto.  

El equipo de Cars Gallery capitaneado por Albert Ribas, su Director, estuvo desde las 8:30 am a las puertas para dar la bienvenida a todos los invitados. Así Jordi Orti, jefe de taller, Oriol Pujals, director de las marcas de lujo, Oriol Roteta, responsable comercial y Ariadna Verge en representación de QUADIS pudieron saludar cada uno de los asitentes a la presentación. 

Josep Rodríguez Vilarrassa, presidente del FCE, se dirigió a los asistentes con unas palabras de agradecimiento, y en especial dando valor a la hospitalidad y buena sintonía entre concesionario y Club. También dedicaron unas palabras Oriol Roteta y Ariadna Verge para transmitir la pasión que genera la marca del Cavallino rampante. 

Se sirvió un pequeño desayuno y los socios del Club pudieron disfrutar de las explicaciones por parte del product expert del nuevo Ferrari 296 GTB. Este modelo es el nuevo superdeportivo híbrido enchufable de Maranello: 830 CV, 1.470 kg y 25 km de autonomía. 

Oriol Pujals presentó personalmente el servicio de custodia así como las condiciones especiales de reparación para Ferrari Clásicos. 

También se pudo visitar las instalaciones de QUADIS Gallery luxury en el piso superior. QUADIS Gallery comercializa estas marcas de lujo de vehículos de alta gama de km0 con pocos kilómetros o de ocasión. 

Para la despedida Oriol Roteta preparó un detalle personalizado y cada unos de los asistentes fue obsequiado con una camisa Rossy Corso junto a una gafas deportivas de la marca. Los invitados estuvieron muy agradecidos de este obsequio que quedará como recuerdo del encuentro. 

La jornada transcurrió con muy buen ambiente y agradecimiento por parte de los invitados de poder realizar este evento entre ferraristas ahora que la pandemia arremete y permite los encuentros nuevamente.