Atrás

Jaguar I-PACE: desafío Everesting con una sola carga

Jaguar I-PACE: desafío Everesting con una sola carga

El Everesting es un exigente desafío ciclista que se ha popularizado durante la pandemia y que consiste en acumular diferentes etapas en subida hasta sumar un total de 8.848 metros, la altura exacta del monte Everest.

Ahora, Jaguar se ha inspirado en este reto para poner a prueba la autonomía del Jaguar I-PACE, su SUV de alto rendimiento 100% eléctrico.

Al volante se ha puesto la campeona mundial de ciclismo Elinor Barker, y el lugar elegido ha sido la montaña Great Dun Fell, cuya carretera alcanza una altura de 547 metros y es la ruta asfaltada de mayor altitud del Reino Unido.

En total, el Jaguar I-PACE completó 16,2 veces la revirada subida de 5,8 km (11,6 km incluyendo la bajada), con pendientes de hasta el 20%. Tras recorrer un total de 199,6 km con una sola carga, el I-PACE superó el intenso desafío energético con holgura. De hecho, al terminar el reto le quedaba todavía un 31% de batería disponible, lo que le habría permitido recorrer 128,7 km más.

Una tecnología de frenada regenerativa desarrollada en la Fórmula E

El Jaguar I-PACE y Elinor Barker superaron este reto de eficiencia gracias al avanzado sistema de frenada regenerativa, una  tecnología desarrollada para la Fórmula E por Jaguar Racing que durante los 16 descensos generó aproximadamente un 60% de energía adicional.

Elinor Barker ha comentado al respecto: "Cuando me contaron que los pilotos de Jaguar Racing normalmente necesitan regenerar un 30% de la capacidad de la batería de sus I-TYPE en las carreras de Fórmula E, mi espíritu competitivo instintivamente quiso superar esa cifra. Estoy encantada de haber batido esa marca mientras disfrutaba del confort, la potencia silenciosa y la conducción con el pedal del I-PACE”.

La frenada regenerativa también ofrece hasta 0,4 g de deceleración, así que Elinor solo tuvo que utilizar el freno convencional de fricción en dos o tres ocasiones durante cada bajada.

Máxima autonomía con todas las comodidades

Antes de dar comienzo al desafío se utilizó la aplicación Jaguar Remote para pre acondicionar la batería y el habitáculo del I-PACE y optimizar así la autonomía y el confort. Mientras el vehículo está enchufado, el sistema usa la red eléctrica para calentar o enfriar la batería hasta que alcance su temperatura ideal de funcionamiento y climatiza el habitáculo a la temperatura deseada. Al utilizar la red eléctrica en vez de la batería del vehículo, la autonomía se optimiza, en especial cuando es necesario utilizar la calefacción. Esto resultó ideal para hacer frente a las temperaturas inferiores a 2°C que se registraron durante el reto en la cima del Great Dun Fell.

Otra función que aumenta la eficiencia del I-PACE es Smart Climate, que utiliza los sensores del cinturón de seguridad para saber cuántas personas hay dentro y así climatizar solo las zonas pertinentes del habitáculo, de forma que el uso de energía se minimiza sin renunciar al confort.

Para ver el vídeo, haz clic aquí.

Si quieres conocer todos los detalles del Jaguar I-PACE, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Jaguar, Land Motors y Solmobil.