Atrás

Los 10 coches más caros vendidos en subasta

Los 10 coches más caros vendidos en subasta

El mundo de las subastas de coches de colección es terreno vedado para la mayoría de los aficionados. Más todavía cuando hablamos de los vehículos que han roto todos los récords en las pujas. Tal vez nunca podamos hacernos con ninguno de estos coches de ensueño, pero siempre puedes soñar admirando las diez unidades más caras de la historia.

El ranking de los diez coches que alcanzaron la puja más alta en subasta nos revela cuáles son las preferencias de los coleccionistas. Las décadas más añoradas son las de los años cincuenta y sesenta, y los coches más deseados son los deportivos europeos. Un nombre propio sobresale por encima de todos los demás: Ferrari.

 

Ferrari 250 GTO de 1962

A nadie sorprenderá que el número uno de la lista sea un Ferrari rojo. Este precioso Ferrari 250 GTO de 1962 fue uno de los cuatro que mejoró el carrocero Scaglietti con detalles como un alerón trasero o luces intermitentes bajo los faros principales. Fue subastado por nada menos que 48,4 millones de dólares en 2018, y se dice que en transacciones privadas entre particulares este modelo ha superado los 50 millones de dólares.

 

Ferrari 250 GTO Berlinetta de 1962

1962 fue un año increíble en la historia de Ferrari. En el segundo lugar de los coches más caros nunca subastados encontramos otro GTO de ese mismo año. Este Ferrari 250 GTO Berlinetta alcanzó los 38,1 millones de dólares en 2013. Es una de las 31 unidades que todavía existen de las 39 fabricadas originalmente por Ferrari.

 

Ferrari 335 S de 1957

El podio lo cierra otro Cavallino Rampante. Este Ferrari 335 S de 1957 fue producido exclusivamente para la competición y fue el primer coche que logró una velocidad media de 200 km/h en las 24 horas de Le Mans. Este récord le valió un precio de 35,7 millones de dólares en subasta en 2016.

 

Mercedes-Benz W196 de 1954

El primer Mercedes-Benz del ranking llega de la mano de una leyenda. Con este Mercedes-Benz W196 consiguió Juan Manuel Fangio su segundo título de Fórmula 1 en 1954. Es el único W196 victorioso que ha sobrevivido al paso de los años, y en 2013 se subastó por 29,6 millones de dólares.

 

Ferrari 290 MM de 1956

Todo los coches que pilotó Fangio se han convertido con el paso de los años en cotizadísimos objetos de colección. Otro ejemplo es este Ferrari 290 MM, que el argentino pilotó en la Mille Miglia de 1956 y fue subastado por 28 millones de dólares.

 

Ferrari 275 GTB/4 N.A.R.T. Spider de 1967

El 275 GTB/4 fue un inexplicable fracaso de ventas para Ferrari. Además, la firma de Maranello solo fabricó una edición limitada diez unidades destinadas al mercado yanqui con la denominación N.A.R.T. (North American Racing Team). Así pues, no es extraño que este Ferrari 275 GTB/4 N.A.R.T. Spider, con motor V-12 con cuatro árboles de levas, 300 hp y un chasis de acero tubular, alcanzase los 27,5 millones de dólares en una subasta benéfica en el año 2013. Se dice que lo compró el propietario de Tommy Hilfiger. 

 

Ferrari 275 GTB/C Speciale de 1964

El Ferrari 275 GTB/C Speciale es uno de los coches más codiciados del mundo. Esta bellísima unidad con carrocería Scaglietti gris es una de las tres que se construyeron, y su motor es un V12 de 320 CV. Fue subastada a un precio de 26,4 millones de dólares.

 

Aston Martin DBR1 de 1956

El estilo british lo representa en esta exclusivísima lista el Aston Martin DBR1, del que solo se construyeron cinco unidades. Esta ganó en Nürburgring en 1959 y se subastó en 22,5 millones de dólares en 2017.

 

Ferrari 290 MM de 1956

El Ferrari 290 MM aparece por segunda vez en la lista. En este caso se trata de una unidad de 1956 certificada por el Departamento Ferrari Classiche y restaurada por la división de élite de Prancing Horse Brand. Fue subastada por 22 millones de dólares.

 

Duesenberg SSJ de 1935

Cierra la lista un coche americano de una marca no tan popular, aunque apreciadísima por los coleccionistas y del que solo se construyeron dos unidades en 1935, el Duesenberg SSJ. Ambas fueron a parar a manos de dos súper estrellas del Hollywood de la época: Clark Gable y Gary Cooper. Años más tarde, la segunda fue subastada en perfectas condiciones de fábrica, con su motor de ocho cilindros en línea cuya potencia superaba ligeramente los 400 CV. Alcanzó una cifra de 22 millones de dólares.

Síguenos en las cuentas de QUADIS en FacebookTwitter e Instagram y mantente al día de la actualidad y curiosidades del mundo del motor.