Blogs
Atrás

Los 12 momentos que definen el éxito de Enzo Ferrari

Los 12 momentos que definen el éxito de Enzo Ferrari

"No conozco a nadie que se empecine tanto como yo con esta pasión sobrecogedora por los coches de carreras; de hecho, no me interesa nada en la vida que no sean los coches de carreras”.

El fundador de Ferrari fue una personalidad única. Un modenés de origen humilde y adicto al trabajo, que logró levantar la escudería más exitosa de la historia de las carreras automovilísticas. Bajo su dirección, Ferrari ganó más de 5.000 carreras y obtuvo 25 títulos de Campeonatos del Mundo, además de dejar un legado en forma del fabricante de superdeportivos más famosos del planeta.

En QUADIS hemos querido rendir homenaje a “Il Commendatore” recordando los 12 momentos, separados por años, que definen su historia y éxitos. Recuerda que en Cars Gallery, concesionarios oficiales Ferrari en Barcelona y Valencia, podrás descubrir la mayor oferta de vehículos Ferrari del país.

1918 – Los primeros reveses profesionales

Con veinte años y recién licenciado del ejército italiano, con el que participó en la Primera Guerra Mundial, Enzo Ferrari se dirigió a Turín para solicitar trabajo en Fiat. Para su desesperación, no consiguió ser contratado, pero ya de joven demostró tener una personalidad y determinación únicas.

 

1919 – Debut en competición

Enzo debutó como piloto de competición en la Parma-Berceto con un Alfa Romeo de segunda mano comprado por él mismo, llamando así la atención de los directivos de la marca, quienes lo invitaron a trabajar para ellos y competir con sus coches de carreras.

1929 – Il Commendatore entra en acción

Tras varias victorias con el P2, Enzo Ferrari propuso a Alfa Romeo que le dejara a cargo del área de competición de la compañía, a lo que la marca aceptó. Con el propósito de competir y ganar con los Alfa Romeo de carreras nació la Scuderia Ferrari, aunque la relación con la marca de Milán se truncaría a los pocos años. En un principio el nombre de la escudería iba a ser Mutina, el nombre latín de Módena, pero los cofundadores (el piloto Mario Tadini, los hermanos Caniato y el abogado Enzo Levi) convencieron a Enzo para usar su apellido, que ya gozaba de reconocimiento. El logo del Cavallino Rampante se inspiró en el emblema que distinguía el fuselaje del avión de Francesco Baracca, héroe de Primera Guerra Mundial.

 

1940 – La transición hacia la fundación de Ferrari

Tras abandonar Alfa Romeo, Enzo Ferrari tuvo que renunciar a utilizar empresarialmente su nombre durante cuatro años, por lo que el primer automóvil diseñado y fabricado por su empresa se tuvo que llamar Auto-Avio Costruzioni 815. Con él, el debutante Alberto Ascari ganó las Mille Miglia de 1940.

1947 – Nace el mito de los Cavallinos Rampantes

El primer Ferrari que llevó tan honorable nombre fue el 125S. Su debut en Piacenza fue en palabras de Enzo “un fracaso prometedor”, al romper la bomba de combustible cuando rodaba en cabeza a solo tres vueltas del final. Pero la primera victoria llegó apenas unos días después, el 25 de mayo de 1947, en el Gran Premio de Roma disputado por las calles que rodean las Termas de Caracalla. A su volante, el piloto Franco Cortese completó 40 vueltas a una media de 88,5 km/h.

 

1949 – Primer triunfo en la carrera más prestigiosa

Ferrari ganó por primera vez las 24 Horas de Le Mans de la mano de Luigi Chinetti y Lord Selsdon, que pilotaron un 166 MM privado hasta la victoria en el debut de la marca en esta carrera. Le seguirían otras ocho victorias en la carrera más famosa del mundo, la última de ellas en 1965.

1952 – Ferrari alcanza la gloria en la Formula 1

Ferrari conquistó por primera vez en 1952 el mundial de Formula 1 junto al piloto Alberto Ascari. Un año antes, la marca de Maranello había debutado en el campeonato con un segundo puesto en Mónaco.

 

1953 – El nacimiento de la serie Ferrari 250

Ferrari presentó en París el nuevo 250 GT, un coche de calle diseñado por Pininfarina que marcó el paso de la producción a mano a la cadena de montaje, aunque fuera en producciones cortas. Cabe recordar que Enzo Ferrari apostaba por comercializar este tipo de coches con un solo objetivo: financiar su auténtica pasión, que eran las carreras.

1956 – Fallece Dino Ferrari

El gran drama de la vida personal de Enzo Ferrari fue la enfermedad de su hijo Dino, diagnosticado con distrofia muscular de niño y fallecido en 1956 a la edad de 24 años. Desde entonces, Enzo visitaba todas las mañanas la tumba de su primer hijo antes de ir a trabajar. Años más tarde, le homenajearía bautizando un coche con su nombre.

 

1967 – La victoria de los coches más bellos del mundo

Tres Ferraris de la serie P, considerados los vehículos más bonitos del mundo, coparon el podio en las prestigiosas 24 Horas de Daytona. Al año siguiente, Enzo lanzaría el 365 GTB4 Daytona para conmemorar esta victoria.

1969 – Cese de muchas actividades automovilísticas

Debido a una grave crisis financiera, Enzo Ferrari vendió a Fiat el 50% de las acciones de la marca, aunque conservó el control de la empresa. Abandonaría todas las competiciones a excepción de la Formula 1, que a partir de entonces se convirtió en el alma de la escudería.

 

1987 – El Ferrari F40, su último legado

A pesar de sufrir una larga enfermedad, la vida le dio a Enzo Ferrari la oportunidad de celebrar los 40 años de la escudería con un coche que todavía hoy es recordado como un icono. El F40 fue el sueño de Enzo, un deportivo súper exclusivo que aspiraba a emocionar a los ferraristas con una estética atemporal e innovaciones llegadas directamente desde el box de la Formula 1.

Solo un año más tarde de su presentación, Enzo Ferrari fallecía en Maranello y era enterrado en la más estricta intimidad. Se iba con él una de las mejores trayectorias de emprendedores automovilísticos de la historia.

Imágenes: auto.ferrari.com, motorsport-total.com, Schmitt.com, abc.es, iol.co.za, Motor Sport Magazine.

 

Visita Cars Gallery para descubrir la gama de vehículos actual de Ferrari.