Blogs
Atrás

Volkswagen Golf Rallye G60, el compacto que amabas u odiabas

Volkswagen Golf Rallye G60, el compacto que amabas u odiabas

El propulsor G60 es reconocido como uno de los motores más importantes de la historia de Volkswagen. Desarrollado a finales de la década de los 80, el G60 era un motor de 4 cilindros en línea que tomaba su denominación del uso de un compresor G (G-Lader), en detrimento del más común compresor R (Roots).

En los albores de las gamas deportivas de la firma de Wolfsburgo, algunos vehículos se empezaron a ofrecer equipados con el motor G60. Y aunque es muy recordado el Volkswagen Corrado, más exclusivo aún fue el Volkswagen Golf Rallye G60.

Conscientes de las posibilidades de un motor de 1.8 litros capaz de rendir sobre 160 CV, en Volkswagen decidieron desarrollar una versión de su exitoso Volkswagen Golf de segunda generación como paso previo a la tercera generación, ya en desarrollo.

El resultado fue el Volkswagen Golf Rallye G60, una edición limitada del que la marca debía fabricar un mínimo de 2.500 unidades para poder homologar el vehículo para la competición, pues su objetivo era participar en el Mundial de Rallyes entre los vehículos de Grupo A.

Lo cierto es que el Volkswagen Golf Rallye tuvo una historia corta y muy poco exitosa en competición, pero lo importante es que finalmente fueron 5.000 las unidades fabricadas de un coche que atesoraba los siguientes datos de rendimiento:

  • Motor: 1.8 litros 8 válvulas con compresor volumétrico
  • Potencia: 160 CV
  • Velocidad máxima: 209 km/h
  • Aceleración 0-100 km/h: 8,5 segundos aprox.
  • Peso: 1.200 kg aprox.
  • Tracción: Total Syncro de diferencial viscoso

Como es lógico, semejante tecnología aplicada a un compacto derivaba en un precio casi prohibitivo de un automóvil cuyos conductores alaban por una potencia muy buena a partir de un régimen medio de revoluciones.

A nivel estético, el Golf Rallye era sin duda un coche muy especial, casi un híbrido entre la ya vetusta segunda generación del Golf y la que llegaría muy poco tiempo después. Con unos enormes embellecedores, pasos de rueda ensanchados y una parrilla frontal con grandes faros rectangulares, esta edición tan especial estaba llamada a ser muy carismática y generar gran debate entre los aficionados.

Por su parte, el interior era discreto, con asientos deportivos pero con un equipamiento similar al del resto de la gama, siguiendo las líneas sobrias y funcionales que suelen caracterizar a Volkswagen.

16 válvulas para el Golf Rallye G60 más potente

Si el Golf Rallye ya era un coche exclusivo y poco común, aun más lo fue una limitadísima serie de unidades que fueron desarrolladas directamente en la división deportiva de la marca.

Porque en Volkswagen Motorsport eran optimistas del potencial que podría tener este conjunto en competición, y por ello doce unidades del Golf Rallye fueron equipadas con el mismo bloque motor 1.8, pero ampliando a 16 válvulas. El resultado era un Volkswagen Golf Rallye G60 con 210 CV y 250 Nm de par motor máximo, capaz de alcanzar los 235 km/h de velocidad máxima.

En la actualidad, el Volkswagen Golf Rallye sigue siendo valorado como uno de los Golf más especiales de la historia, algo que se demuestra en el creciente interés de los coleccionistas por adquirir una unidad. Como resultado, un Golf Rallye en buen estado puede rondar los 30.000€ en subastas.

Ven a conocer y probar el nuevo Volkswagen Golf a nuestros concesionarios oficiales Volkswagen en Barcelona y Castellón.

Imágenes: catawiki.es, autoforum.cz, coches.com, stubs-auto.fr, Pinterest.com, breezemotorsport.com