Blogs
Atrás

Volkswagen Corrado, el gran incomprendido de los 90

Volkswagen Corrado, el gran incomprendido de los 90

Historia Volkswagen Corrado 3

finales de los años 80, los principales fabricantes europeos vivían tiempos de esplendor: el mercado automovilístico se expandía, y las ventas se repartían mayoritariamente entre los clásicos vehículos berlina ylos últimos en llegar, los divertidos y juveniles coches GTI. 

Pero desde principios de la década, la marca de Wolfsburgo estaba trabajando en un nuevo coupé de corte deportivo que sustituyera al ya obsoleto Volkswagen Scirocco. La idea era clara, dotar de estilo y del mejor equipamiento a un coche de 4 plazas con buenas prestaciones y con un toque premium del que siempre ha alardeado la firma alemana. 

Tras multitud de propuestas, y aplicando el conocimiento del segmento coupé tras creaciones como el Volkswagen Karmann Ghia o el propio Scirocco en décadas anteriores, Volkswagen presentó en 1988 el Corrado, un coche destinado a ser capaz de competir con los grandes fabricantes de coches deportivos del continente.

Historia Volkswagen Corrado 5

 

El nacimiento de un nuevo concepto de coupé

Finalmente, el Corrado se desarrolló sobre la base del Volkswagen Golf de segunda generación, y con el objetivo claro de que el coche fuera divertido de conducir y que equipara las mecánicas más avanzadas del momento. El encargo de su fabricación fue derivado al carrocero Karmann, que desde su factoría en Osnabrück (Alemania) inició la producción, en un primer lugar orientada únicamente en Europa y, un poco después, también con vistas al mercado americano.

En esencia, las características técnicas del Volkswagen Corrado eran las siguientes:

  • Carrocería: Coupé 2+2 plazas
  • Longitud: 4,05 metros
  • Distancia entre ejes: 2,47 metros
  • Peso: Entre 1100 y 1200 kgs. 
  • Sistema de tracción: Tracción delantera

Historia Volkswagen Corrado 6

De hecho, es ampliamente aceptado que pocos chasis para un tracción delantera han sido tan eficaces como el del Corrado, que en todo caso se veía perjudicado por el peso del conjunto, hecho que no le acababa de permitir explotar todo su potencial.

Pero más allá de sus datos técnicos, el Volkswagen Corrado aterrizó en el mercado con dos detalles clave para distinguirlo del resto de vehículos: su estética y sus propulsores.

 

Una carrocería al servicio de los motores más potentes

Sin lugar a dudas, el Corrado es un vehículo que ha envejecido extremadamente bien. Siendo un automóvil que ronda los 25 años de antigüedad, su diseño se ha demostrado prácticamente atemporal y detalles como los anchos pasos de rueda, el agresivo frontal o la línea alta de la zaga, rematada con un spoiler retráctil, siguen siendo recursos usados en la actualidad. 

Por otra parte, las motorizaciones son, muy posiblemente, el aspecto que mayor debate podrían generar sobre este coupé. Volkswagen quiso apostar por un deportivo de altos vuelos y, como resultado, se apostó por iniciar la comercialización ofreciendo el potente motor 1.8 G60 de 160 CV sobrealimentado de compresor volumétrico.

Historia Volkswagen Corrado 4

Desarrollado para ser competencia directa de los GT de acceso de las marcas alemanas, el Corrado G60 prometía unas prestaciones de infarto con un consumo contenido debido a la sobrealimentación constante:

  • Aceleración: 0 a 100 km/h en 8.3 segundos
  • Velocidad máxima: 225 km/h

En su interior, el lujo y la sobriedad del modelo quedaba patente en todos los aspectos. Además de unos impecables y cómodos asientos, el coche ofrecía una gran cantidad de funcionalidades y la calidad de los materiales estaba fuera de toda duda.

A España, las primeras unidades llegaron a partir de 1989, con motores relativamente menos potentes, como el1.8 16V de 139 CV derivado del Golf. Lamentablemente, las ventas en sus primeros años de producción no fueron las esperadas. Su alto precio (que rondaba los 5 millones de pesetas en las versiones más altas), su elevado consumo de combustible y un diseño que en aquel momento generaba bastante controversiaparecían condenar al Corrado a una corta vida comercial.

Historia Volkswagen Corrado 2

 

Corrado VR6, los últimos coletazos del modelo

Pero la marca, sabedora del potencial del coche, decidió echar el resto y en 1992 presentó el icónico Corrado VR6, la versión más alta de la gama, que equipaba el espectacular motor VR6 de casi 3 litros de cilindrada, 12 válvulas y 190 CV. Pocas veces un coupé ha gozado de un propulsor tan especial como este, con unas prestaciones claramente mejores que el G60:

  • Aceleración: 0 a 100 km/h en 6.9 segundos
  • Velocidad máxima: 233 km/h

Su espectacular sonido,  su rapidez y su gran manejo no dejaban indiferente a ningún conductor, convirtiéndose claramente en un coche deseado por todo buen aficionado al mundo del motor de principios de los 90. Lamentablemente, su rendimiento venía con un inconveniente, el claro aumento del consumo de gasolina y el alto coste de su mantenimiento y recambios.

Así, “condenado” a ser el coche más potente, rápido y caro de Volkswagen durante una época, el mercado para el Corrado era muy limitado, especialmente en países como el nuestro.

Finalmente, en 1995 la marca alemana decidía cesar la producción, tras haberse fabricado poco menos de 100.000 unidades del Volkswagen Corrado. 

De hecho, pasarían 13 años hasta que la firma decidió regresar al segmento de los coupé, en este caso con un coche mucho más exitoso y plenamente asentado en el mercado desde su lanzamiento, el nuevo Volkswagen Scirocco.