(Actualizado: 02/08/2022)

 

A todos los coches les llega ese momento en el que se enfrentan a una avería cara o a unos costes de mantenimiento o de consumo que ya son demasiado altos para la esperanza de vida útil que les queda. Entonces es cuando debes tomar la decisión de sustituirlo por uno nuevo o comprar un coche usado o de segunda mano a un particular.

A continuación te ofrecemos los mejores consejos para que tengas en cuenta todos los factores y realices una compra satisfactoria.

1) Qué tipo de vehículo buscas

El primer punto a tener en cuenta es el tipo de vehículo que se pretende adquirir. Porque dependiendo del tipo de coche que busques puedes determinar en gran medida el uso que se le dio con anterioridad. Y esto es muy orientativo a la hora de valorar el estado actual del coche.

Por ejemplo, un coche GTI lo más probable es que haya sido conducido por un dueño joven, apurando las marchas y los frenos con una conducción deportiva. Por contra, una berlina familiar con toda seguridad nunca habrá sido exprimida al máximo, y es bastante probable que a nivel mecánico no haya sufrido desgastes agresivos. 

2) Cuál es tu presupuesto

Saber cuánto estás dispuesto a invertir aproximadamente permitirá centrar más la búsqueda. Normalmente los coches usados en mejor estado suelen ser entre 500€ y 1.500€ más caros que modelos iguales pero con más desgaste o menos equipamiento. De todas formas no siempre resulta ser así, y en ocasiones es posible encontrar coches impecables a precios más que interesantes.

3) Combustible y mecánica

Acto seguido debes determinar qué tipo de mecánica es la más adecuada al uso que darás al coche: diésel, turbodiésel, gasolina, híbrido, híbrido enchufable, eléctrico, etc.

Pese a las crecientes restricciones en materia de emisiones y a la subida de precios que vive el gasoil, los vehículos diésel siguen siendo muy populares y dominan el mercado de segunda mano en España. Es en este tipo de motores donde encontrarás la oferta más amplia de unidades disponibles. Históricamente siempre se ha recomendado la compra de un coche diésel si conduces más de 15.000 kilómetros al año, ya que son motores mas robustos y con mantenimientos mas longevos en cuanto a kilometraje.

En el grupo de las diferentes opciones electrificadas (híbridos, híbridos enchufables y eléctricos) la oferta de vehículos de ocasión sigue siendo limitada, aunque crece imparable en España.

4) Conocer el coche objetivo

Una vez has encontrado el coche deseado, el siguiente paso es recopilar toda la información posible acerca de este modelo en concreto: qué tipo de motor lleva, cómo funciona, cuál es su mantenimiento, cuánto cuestan los recambios, etc. Un coche que cumpla el perfil de precio, tipo y uso, pero que luego resulte una fuente de problemas, averías y gastos de mantenimiento no va a ser una buena compra.

En este momento hay que estudiar la ficha técnica del vehículo. Pongamos un ejemplo:

  • Perfil de vehículo: Berlina
  • Combustible: Gasolina
  • Presupuesto máximo: 5.000€. 

Tras una primera búsqueda se encuentra un Audi A3 Sportback 1.8 TFSI 160cv Ambition 5 puertas de 2010. El coche aparentemente está en estado aceptable y cumple con los requisitos. Una consulta profunda por Internet y opiniones de mecánicos dejan entrever que se hablan maravillas de esta mecánica concreta: no da problemas, no consume en exceso, es fiable como una roca y de prestaciones va suficiente para un uso civilizado. Este probablemente va a ser el coche que entre totalmente en los márgenes marcados. Un simple ejemplo que toda persona debería seguir antes de comprar un coche a un particular.

Consejos comprar coche averiado

5) Historial de mantenimiento

Una vez localizada una unidad concreta que te interesa debes informarte sobre su historial de mantenimientos y naturalmente si dispone de ITV en vigor. Si el vendedor no es un concesionario que pueda certificarte el kilometraje, pide las facturas de los últimos 3 años y las últimas reparaciones para determinar el estado del coche. A más transparencia por parte del vendedor, más fiabilidad en la transacción.

6) Historial administrativo del vehículo

Si el coche cumple totalmente con los requisitos, el siguiente paso será investigar el historial administrativo del vehículo. Mirar que no es un coche denunciado como robado y no tiene impuestos de circulación pendientes de anteriores dueños, multas asociadas, embargos, ITV pendientes, etc. Existe la posibilidad de pedir a la DGT un Informe de Antecedentes e Impedimentos del vehículo, por un pequeño coste económico, que permite conocer el estado administrativo del vehículo.

7) Prueba en carretera

La espera se acaba. Tras estas verificaciones, una pequeña prueba en carretera podrá determinar ruidos y crujidos. Comportamientos y sensaciones que en parado son imposibles de comprobar. Esta será la prueba definitiva que determinará la compra o no de vehículo. Ir acompañado de un amigo o familiar entendido tal vez te ayudará a tomar la decisión final.

Más vale huir de unidades que pareciendo buenas, en carretera tengan comportamientos extraños o ruidos poco normales. O aquellas unidades que el vendedor no deja probar.

Si todo funciona como es debido, ¡enhorabuena, has encontrado el coche adecuado a tus necesidades! 

Consejos comprar coche ocasion

8) Inspección profunda en taller

En cualquier caso, lleva el coche antes de comprarlo a un taller de confianza para realizar una minuciosa inspección de todos sus elementos mecánicos y determinar el estado real, detectar reparaciones mal efectuadas y diagnosticar averías presentes o futuras que podrían derivar en problemas. Asimismo, esta revisión te permitirá determinar el estado real de los elementos consumibles, como frenos, neumáticos, embrague etc. Un vendedor fiable nunca pondrá pegas para que realices esta inspección en taller.

En este punto debes tener en cuenta tu presupuesto. Tal vez te interese comprar una unidad más barata y guardar un margen para ponerla totalmente a punto con piezas nuevas. Es una opción a tener en cuenta.

9) Casos particulares de averías

En el caso particular en que el coche no pueda circular por avería, el siguiente paso será trasladar el vehículo a un taller de confianza y realizar las reparaciones necesarias. Después será el momento de la prueba mecánica.

En este caso concreto hay que remarcar que es una apuesta al 50%. Puede que la prueba mecánica salga bien, que el coche no presente ningún otro problema más allá de la avería inicial y te vayas a casa con un coche casi nuevo a muy buen precio. Pero también puede darse el caso de que, una vez realizadas las reparaciones y habiendo gastado ya el presupuesto, aparezcan nuevos problemas que anteriormente habían sido imposibles de determinar. Se trata de una opción tentadora, pero no recomendable a menos que seas profesional de la automoción.

10) ¡Es el momento de disfrutar de tu nuevo coche! 

Finalizamos el artículo recordándote que existe una opción más sencilla, cómoda y directa si buscas coches de ocasión a buen precio. Son las ofertas de Vehículos de Ocasión de QUADIS. Vehículos totalmente revisados y puestos a punto con la garantía ofrecida por el Grupo QUADIS, un servicio premium que incluye amplias coberturas y la posibilidad de ampliarlo en tiempo, y las mejores condiciones de financiación. No dudes en visitar nuestros concesionarios para encontrar un coche de calidad con un servicio integral y una atención personalizada. Todo al precio más competitivo.