Jaguar Land Rover no se conforma con crear los vehículos y servicios de lujo más deseables para los clientes más exigentes. Ahora también busca crear un nuevo punto de referencia en impacto ambiental, social y comunitario para un negocio de lujo.

La sostenibilidad es una de las bases fundamentales de Jaguar Land Rover, que supera constantemente las barreras de la innovación para mejorar la sostenibilidad de sus vehículos a lo largo de todo su ciclo de vida, desde aspectos como el diseño, la fabricación o las prestaciones, hasta su retirada final.

La visión Reimagine del lujo moderno de Jaguar Land Rover tiene en la sostenibilidad uno de sus puntos centrales. El objetivo es lograr cero emisiones netas de carbono en la cadena de suministro, productos y operaciones para 2039.

Con esta fecha en mente, tanto Jaguar como Land Rover ya están ampliando su cartera de vehículos totalmente eléctricos, híbridos enchufables y Mild Hybrid. A finales de la década todos sus modelos estarán disponibles en una opción electrificada.

Estrategia Reimagine

La estrategia Reimagine es una visión del lujo moderno, que ofrece experiencias exclusivas para el cliente con un impacto sostenible y positivo en el mundo que nos rodea.

El elemento central de la estrategia Reimagine es la electrificación de las marcas Jaguar y Land Rover con dos personalidades diferenciadas:

  • De aquí a 2025, Jaguar renacerá como una marca de gran lujo 100% eléctrica, con diseños emocionales y tecnologías pioneras de próxima generación.
  • En los próximos cinco años, Land Rover estrenará seis variantes puramente eléctricas. La primera será el Range Rover de 2024.

Los modelos Jaguar Land Rover utilizarán tres arquitecturas: dos dedicadas a Land Rover y una plataforma de vehículos totalmente eléctricos con batería exclusiva para Jaguar.

Operaciones sostenibles

Más allá del funcionamiento de su gama de vehículos, Jaguar Land Rover mantiene un compromiso permanente con la sostenibilidad en todas sus actividades corporativas. De hecho, la adquisición de compensaciones de carbono y las reducciones de gases operativos ya ha reducido en un 72% el CO2 emitido en toda la fabricación, en comparación con 2007.

La simplificación es clave en esta estrategia: crear operaciones más ágiles, optimizadas y eficientes, capacitar al personal, reducir los niveles de mando y racionalizar las infraestructuras. Algunos ejemplos de ello:

  • Jaguar Land Rover compra electricidad 100% renovable para la fabricación en el Reino Unido, Eslovaquia, Brasil y Austria.
  • La cantidad media de energía empleada para fabricar un vehículo se ha reducido en un 33% desde 2007.
  • La fábrica de motores de Wolverhampton, Reino Unido, cuenta con la mayor planta solar del mundo, de 21.000 paneles fotovoltaicos.
  • El consumo de agua de las plantas se ha reducido en un 70% y el volumen de residuos en vertederos en un 54%.
  • La empresa adopta principios de economía circular, reciclando y reutilizando activamente los desechos y materiales siempre que es posible, por ejemplo en el caso del aluminio. Jaguar Land Rover también está desarrollando segundas, y hasta terceras, vidas para las baterías de los vehículos eléctricos.
  • En los interiores de alta calidad utiliza el nailon Econyl, hechos a partir de residuos procedentes del mar y de vertederos. Esto supone una reducción del 90% de las emisiones en comparación con el uso de material procedente del petróleo.

Si quieres estar al tanto de todas las novedades, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Jaguar y Land Rover, Solmòbil y Land Motors, y te informaremos.