07/09/2020
3 min.
21
120
Las barras estabilizadoras activas reducen el movimiento de la carrocería.
Índice de contenidos del artículo Índice del artículo
Mostrar

El reto era grande. No es fácil conseguir que un gran SUV ofrezca un comportamiento dinámico deportivo en carretera y a la vez no renuncie al confort que el usuario busca en este tipo de vehículos. Pero Audi ha conseguido resolver el problema con el nuevo sistema de estabilización activa electromecánica del balanceo (eAWS) ya disponible en cuatro modelos de su familia Q (Audi Q7, SQ7, SQ8 y RS Q8).

Esta innovadora solución electromecánica adapta las barras estabilizadoras activas de los ejes delantero y trasero a cada situación de conducción prácticamente en tiempo real. Además de una performance impecable, el eAWS de Audi es un sistema con una gran eficiencia energética y, al carecer de elementos hidráulicos, no utiliza aceite ni requiere mantenimiento.

Como resultado, los Audi equipados con este sistema mantienen su alto nivel de confort cuando se circula en línea recta, mientras que impresionan por su dinámica lateral y el mínimo balanceo de la carrocería en carreteras de curvas.

El sistema eAWS proporciona al conductor una sensación al volante de precisión y estabilidad en cualquier situación. Reduce la tendencia al subviraje o sobreviraje, proporcionando así una conducción más deportiva y segura.

 

El desafío SUV

El gran éxito de los SUV de gran tamaño se debe a su gran practicidad: amplitud del habitáculo y el maletero, potentes motores, avanzados sistemas de control y asistencia, capacidades offroad…

Sin embargo, algunas de estas características dificultan la conducción en carreteras de curvas. Su mayor peso y un centro de gravedad más alto implica que la carrocería de un SUV tiende a inclinarse más hacia el exterior en los giros debido a la fuerza centrífuga. Las barras de torsión flexibles que conectan el lado izquierdo y el derecho en cada eje compensan parcialmente este efecto, pero este sistema pasivo puede perjudicar el confort de conducción al circular en una carretera recta y bacheada.

Audi resuelve este problema con la estabilización electromecánica activa del balanceo eAWS, que utiliza sensores para intervenir con una precisión milimétrica únicamente cuando es necesario. De esta manera, la torsión que ofrecen las estabilizadoras al circular en carreteras rectas y bacheadas se reduce al mínimo.

Así funciona el sistema de estabilización electromecánico de balanceo Audi.

El cerebro del sistema es la Plataforma Electrónica del Chasis (ECP) y sus unidades de control situadas en los ejes delantero y trasero, que en milisegundos procesan una serie de parámetros como la velocidad, la altura de la carrocería y sus movimientos de balanceo y de cabeceo, la adherencia de la superficie de la carretera o las condiciones de la conducción en ese momento, tales como un posible subviraje o sobreviraje, además de los datos de los sistemas del chasis implicados.

A partir de esta información el sistema calcula la respuesta ideal de sus dos barras estabilizadoras, una en cada eje, que se encuentran divididas en dos mitades y están conectadas por un motor eléctrico interpuesto entre ellas. Este motor puede hacer girar las dos mitades en direcciones opuestas, generando así un par individual para cada rueda que contrarresta el movimiento de la carrocería, lo que reduce el balanceo.

Si quieres conocer más detalles de la tecnología eAWS, y la gama Q, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Audi, Motorsol y Marzá.

 

Pon una valoración a este artículo.

¡Tu valoración nos ayuda a mejorar los contenidos que ofrecemos!

Descubre la gama de vehículos Audi

Conocer

¿Quieres ver todos los Audi en stock?

Ver vehículos

Más temáticas del blog de QUADIS

¿Ya estás suscrito a nuestra newsletter?

Entérate de promociones,novedades,noticias... ¡Y mucho más!