Blogs
Atrás

¿Por qué equipar el coche con neumáticos de invierno?

¿Por qué equipar el coche con neumáticos de invierno?

Esta semana nos hemos adentrado en el invierno, y con él llegarán semanas de intenso frío, lluvia, nieve y heladas. Todas estas inclemencias afectan a la carretera y, por lo tanto, influyen directamente en la conducción y el agarre del coche.

Revisar el estado de los neumáticos del coche es muy importante antes de realizar trayectos durante el invierno, ya que estos sufren amenazas específicas en esta época del año. Si con el calor aumenta el riesgo de pinchazos o reventones, el frío hace que las gomas tengan menos flexibilidad, y con ello se puede producir una menor amortiguación y una pérdida de agarre al asfalto.

Para minimizar la posibilidad de que se produzcan situaciones peligrosas, los consejos básicos son los siguientes:

  • Prestar especial atención a la presión de neumáticos, que viene indicada en el manual de mantenimiento de cada coche.
  • Comprobar la profundidad del dibujo, que según marca la ley no debe ser menor a los 1,6 mm. Sin embargo, la recomendación que hacemos desde QUADIS es que no estén por debajo de 3 mm.

 

Neumáticos de invierno: la opción más segura

La mejor manera de aumentar la seguridad es optar por los llamados neumáticos de invierno o neumáticos de contacto, muy utilizados e incluso obligatorios en algunos países europeos. Su morfología y el compuesto utilizado en su fabricación, con más contenido en sílice, facilitan la motricidad en calzadas frías. Además:

  • En condiciones normales, acortan la distancia de frenado en un 9% en comparación con unos neumáticos convencionales.
  • En condiciones de adherencia complicadas, estos neumáticos mejoran en más de un 50% la eficacia.
  • Gracias al dibujo más recortado y profundo en la banda de rodamiento evacúan mejor el agua y la nieve.
  • En situaciones con nieve en la calzada, permiten circular con seguridad y de manera legal sin necesidad de montar cadenas, que el 80% de los conductores reconoce no saber cómo colocar.
  • A temperaturas inferiores a los 5ºC, los neumáticos convencionales se endurecen y empiezan a perder adherencia. Las ruedas de invierno, en cambio, utilizan compuestos más blandos y flexibles preparados para rendir perfectamente con temperaturas bajo cero.

Por supuesto, todas estas ventajas no significan que el conductor pueda despreocuparse de la conducción. En condiciones invernales el riesgo de imprevistos es mucho mayor y se deben extremar igualmente las precauciones, tomando las curvas a baja velocidad y usando el acelerador y el freno con mucha suavidad.

 

Cómo distinguir los neumáticos de invierno

Los compuestos de invierno se distinguen por su marcaje en la cubierta:

  • "M+S", que significa “Mud and Snow” (barro y nieve), e indica que se trata de trata de un neumático adecuado para estos terrenos.
  • Si además de “M+S” incorpora el símbolo que una montaña nevada, se trata de un neumático “3PMSF”, que garantiza que ha sido sometido a un proceso de homologación europeo y es apto para circular también en condiciones de nieve intensa.

 

Cuándo utilizarlos

Los neumáticos de invierno son seguros durante todo el año. Sin embargo, al destacar por su capacidad de agarre, su desgaste es bastante mayor a temperaturas altas. Lo más conveniente para optimizar prestaciones y consumo de gomas es intercambiar el juego de neumáticos en las temporadas de verano e invierno.

Si estás interesado en adquirir neumáticos de contacto para tu vehículo, o quieres saber más sobre sus prestaciones en invierno, en QUADIS te invitamos a visitar nuestro concesionario oficial más cercano. Nuestros asesores te podrán informar y aconsejarte sobre los neumáticos de invierno más adecuados para tu vehículo, siempre al mejor precio.

Además, solo durante un tiempo limitado, si realizas la compra de cuatro neumáticos de invierno Pirelli de 17” o superior, obtendrás un cheque por valor de 50 € para carburante.