Blogs
Atrás

5 berlinas italianas que nunca olvidaremos

5 berlinas italianas que nunca olvidaremos

Italia ha dado al mundo del motor algunos de los coches más bonitos de la historia. Y sus carismáticos diseños, fluidos y curvilíneos, no se reservan solo a los archiconocidos superdeportivos de Maranello. Las marcas transalpinas también ponen toda su pasión al fabricar berlinas, algo que queda demostrado en apasionantes creaciones modernas como el Alfa Romeo Giulia.

A continuación, te invitamos a repasar algunas de las berlinas italianas más especiales de décadas pasadas.

 

1) Lancia Aurelia

Este vehículo, cuyo diseño fue dirigido por Vittorio Jano y que Lancia fabricó entre 1950 y 1958, fue el primer coche de calle en utilizar un motor de 6 cilindros en V. El Lancia Aurelia contaba con soluciones técnicas muy vanguardistas para la época, como el sistema transeje (transaxle) que le permitía disponer de motor delantero y tracción trasera, la suspensión delantera independiente de tipo pilar deslizante, los frenos de tambor o los neumáticos radiales.

Además, sus formas y su estilo han envejecido increíblemente bien, y el modelo pasó a formar parte de la cultura popular gracias a su aparición en la aventura El asunto Tornasol (1956) del personaje de cómic Tintín.

 

2) Fiat 1500 Berlina Abarth

Durante los años 60, el Fiat 1500 tuvo un papel importante en el mercado europeo. Su carrocería de tres volúmenes y sus potentes motorizaciones se unían a una corta distancia entre ejes y a la tracción trasera, dando lugar a un coche muy interesante.

Todas estas virtudes llamaron la atención de Abarth, que desarrolló para el 1500 una amplia gama de piezas para transformarlo en un todo un deportivo. Los diferentes kits hacían brillar al modelo en la calle, pero estaban pensados para la competición, donde los denominados como Fiat 1500 Berlina Abarth se comportaban de manera excepcional, plantando cara a modelos muy superiores en prestaciones.

 

3) Maserati Quattroporte

La berlina más rápida de los años 60 alcanzaba hasta 230 km/h. Diseñado por Pietro Frua en la época de la popularización definitiva de los automóviles entre la clase media, el Quattroporte estaba pensado para poder viajar cómodamente a altas velocidades en las nuevas autopistas europeas.

La primera generación del Maserati Quattroporte equipaba motores V8 capaces de superar los 250 CV. Aquel modelo excepcional ha seguido siendo comercializado hasta nuestros días, cuyo modelo actual alcanza ya la sexta generación.

 

4) Fiat 124

La presentación del Fiat 124, a mediados de los años 60, supuso toda una revolución en el mercado. Solo un año después, el coche ya era un éxito y fue elegido Coche del Año en Europa. El diseñador Dante Giacosa apostó por un diseño limpio y simple, en el que cada trazo de su carrocería respondía a una necesidad funcional. El coche era ligero y espacioso y su multitud de versiones le permitían cubrir las necesidades de cada familia.

La marca italiana siguió fabricando esta berlina hasta 1974, pero muchos otros fabricantes adquirieron la licencia para comercializarlo en sus mercados durante muchos años más.

 

5) Alfa Romeo 75 Turbo Evoluzione

A finales de los 80, Alfa Romeo lanzó una producción limitada de 500 unidades del 75 bajo la denominación “Turbo Evoluzione”. De hecho, su objetivo era el de obtener la homologación de la FIA para usarlo en competición. Equipaba una variante del motor 1.8 Turbo y, aunque se declaraban los mismos 155 CV, la potencia real rondaba los 170 CV.

Los Alfa Romeo 75 Turbo Evoluzione se fabricaron en color Rosso Alfa Pastello, con llantas también rojas y un kit aerodinámico específico que le otorgaba una apariencia impresionante. A día de hoy, se trata de un modelo muy apreciado por los coleccionistas.

 

¿Qué berlinas italianas actuales crees que deberían estar en esta selección? Nos lo puedes explicar en el Facebook de QUADIS.