Audi g-tron, la interesante apuesta por los coches de GNC

La gama Audi g-tron está formada por los vehículos de la marca que han sido optimizados para utilizar el Gas Natural Comprimido (GNC) como combustible principal. Con más de 3.500 estaciones de repostaje repartidas por toda Europa, muchos países están fomentando la adquisición de los coches GNC, ya que la combustión de gas natural comprimido es limpia y no genera partículas finas contaminantes.

La tecnología incorporada en los Audi g-tron es interesante para la lucha contra el cambio climático por varios motivos. Uno de ellos es que el componente principal del gas natural es el metano, que destaca por tener las emisiones de CO2 más reducidas de entre todos los combustibles fósiles. Otro de los motivos reside en la forma en que se obtiene el metano, bien a través de residuos orgánicos o de CO2, agua y electricidad sostenible obtenida de plantas de generación de gas.

En su impulso por el uso de metano sintético, Audi ha creado la gama Audi g-tron, que destaca por unos depósitos ligeros, una gran dinámica de conducción, alta eficiencia y gran economía. Además, la apuesta de la firma de Ingolstadt por el GNC se reafirma con la creación de la marca Audi e-gas y poner en marcha la primera planta industrial “power to gas” del mundo.

La producción del gas utilizado por los Audi g-tron es muy respetuosa con el medio ambiente y las emisiones de CO2 de la planta de producción y de estos vehículos, en comparación con los de gasolina, se reduce en más del 80%.

Gama Audi g-tron

Compuesta por los tres modelos mencionados, la gama Audi g-tron cuenta con el distintivo ECO por sus bajas emisiones, que se unen a un consumo muy reducido y a unas prestaciones que no sufren pérdidas significativas al cambiar de combustible. Y es que los Audi g-tron circulan con gas hasta que la presión baja de los 6 bares, señal de que los tanques se han quedado casi vacíos, momento en el que pasan a utilizar el depósito de gasolina que incorpora.

Con un diseño que refuerza su carácter deportivo, donde destacan sus líneas laterales o los nuevos faros LED tridimensionales, el Audi A3 Sportback g-tron supuso el estreno de la marca en el uso del gas natural comprimido como combustible.

El Audi A3 Sportback g-tron está equipado con un motor 1.4 TFSI, con capacidad para 50 litros de gasolina, acompañado de unos tanques de gas natural con capacidad para 14 kilos, que le proporcionan una autonomía total de 1.300 km. Con una potencia máxima de 110 CV y un par motor de 200 Nm, alcanza una velocidad máxima de 197 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos.

Los otros dos nuevos modelos, el Audi A4 Avant g-tron y el Audi A5 Sportback g-tron, cuentan con el mismo motor 2.0 TFSI, con un depósito de 25 litros de gasolina, y unos depósitos de gas natural con capacidad para 19 kilos, con los que alcanzan los 900 km de autonomía total. La potencia máxima de este motor es de 170 CV para un par motor de 280 Nm.

El Audi A4 Avant g-tron combina estética y funcionalidad para crear un vehículo que destaca por su espacio, elegancia, deportividad y una conducción eficiente y económica. Además, cuenta con los sistemas de asistencia a la conducción más actuales para disfrutar de su uso todos los días.

Con la misma movilidad respetuosa con el medio ambiente de toda la gama Audi g-tron, el Audi A5 Sportback g-tron ofrece unas prestaciones excelentes junto a una estética muy deportiva a la par que elegante. El coche perfecto para las reuniones de trabajo y para disfrutar de las vacaciones en familia.

Si quieres conocer más sobre la gama Audi g-tron, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Audi y te informaremos acerca de este combustible alternativo.

Galería de imágenes