Blogs
Atrás

El Mercedes-Benz EQC maximiza la energía de forma inteligente

El Mercedes-Benz EQC maximiza la energía de forma inteligente

El estilo de conducción es uno de los elementos que más influencia tiene en el consumo de energía de un vehículo eléctrico. Es por ello por lo que el Mercedes-Benz EQC está equipado con un sistema de gestión que no descansa nunca y que, a través de diferentes estrategias inteligentes, es capaz de ayudar al conductor a optimizar el uso de la energía.

Y es que el sistema de gestión del Mercedes-Benz EQC está siempre alerta. Toma en cuenta la ruta y la situación del tráfico para calcular la conducción ideal, informar al conductor y ayudarle a llevar una conducción eficiente. Incluso es capaz de reducir anticipadamente el par de propulsión cuando el vehículo se acerca a una rotonda o cuando el vehículo que circula delante lo hace a menor velocidad.

El selector DYNAMIC SELECT, del Mercedes-Benz EQC, permite configurar diferentes parámetros, como los modos de conducción o el nivel de recuperación de energía por retención, y ofrece dos programas destinados a mejorar la eficiencia en el uso de la energía: ECO, para realizar una conducción eficiente, y MAX RANGE, para maximizar la autonomía.

Además de contar con el pedal háptico, que a través de un punto de resistencia informa al conductor de cuál es el punto de acelerador máximo que permite optimizar el uso de energía, el Mercedes-Benz EQC incorpora una levas en el volante con las que seleccionar el nivel de recuperación:

  • Dauto: con el asistente ECO activado, y en función de la situación, el nivel correspondería a los modos planeo o recuperación
  • D +: modo planeo
  • D: corresponde al ajuste estándar y la recuperación de energía es débil
  • D -: para una recuperación media
  • D - -: modo de recuperación intensa y que permite la conducción con un solo pedal, ya que en muchas situaciones no será necesario activar el freno.

El asistente ECO del Mercedes-Benz EQC permite realizar una conducción anticipativa que permite aumentar la autonomía al consumir menos energía. El sistema analiza constantemente la situación del vehículo, su entorno y la ruta, para avisar al conductor, a través de una indicación óptica en el cuadro de instrumentos o en el Head-up-Display, cuándo debe levantar el pie del acelerador.

La conducción anticipativa del asistente ECO realiza simulaciones, en segundo plano, de las posibilidades de marcha por inercia. De esta forma, cuando el conductor levanta el pie del acelerador, este sistema es capaz de determinar si el Mercedes-Benz EQC debe planear, rodando con la menor resistencia posible al avance, o es mejor decelerar, para recuperar energía. Además, el sistema ECO también avisa al conductor al acercarse a una pendiente o a un cruce.

El programa de conducción MAX RANGE hace uso del pedal háptico para limitar el par de propulsión e indicar la velocidad máxima adecuada para poder llegar al destino. El sistema calcula constantemente la velocidad ideal que el conductor debe mantener para alcanzar el destino o el punto de parada, incluso marca con el punto de resistencia la velocidad máxima autorizada en la vía por la que se circula.

La supervisión activa de la autonomía, de los sistemas con los que está equipado el Mercedes-Benz EQC, reacciona cuando se producen cambios y adapta la velocidad para que el vehículo no se quede sin energía y pueda llegar al destino. Si debido a esos cambios la energía no es suficiente para llegar al destino, o al punto de parada, el sistema es capaz de introducir una parada para recargar, así como informar al conductor si es necesario cambiar de modo de conducción.

Visítanos en nuestros concesionarios oficiales Mercedes-Benz y descubre el Mercedes-Benz EQC.