La gama actual del Mercedes-Benz Clase C está formada por una variada oferta de carrocerías que incluye versiones berlina, familiar, coupé y cabrio, comercializadas en 120 países de todo el mundo y que se han convertido en el modelo más vendido de la marca, alcanzando las 415.000 unidades. Ahora llega una nueva actualización del Clase C, que se renueva para seguir manteniendo su gran éxito.

Estéticamente, el nuevo Mercedes-Benz Clase C estrena nuevos parachoques, faros y pilotos LED, que de forma opcional pueden ser Multibeam LED adaptativos, y dos nuevos colores para la carrocería: verde esmeralda metálico y plata metálico Mojave. Manteniendo la fórmula del éxito de la generación actual, los grandes cambios del Clase C se encuentran en su interior, que incorpora cambios sustanciales.

La marca alemana indica que hasta 6.500 componentes han sido modificados y es en el interior del nuevo Mercedes-Benz Clase C donde se encuentran las principales novedades. Para empezar, el volante incorpora dos controles táctiles ya incorporados en otros modelos, con los que se controlan las dos pantallas junto a los mandos del control de crucero. Con una mayor oferta de tonalidades, molduras decorativas y combinaciones, en el habitáculo destacan el cuadro de instrumentos digital y la pantalla multimedia de formato panorámico.

Los controles del nuevo volante del Mercedes-Benz Clase C hacen que su cuadro digital sea de los más fáciles de utilizar. El desplazamiento lateral, en el control táctil izquierdo, permite moverse entre los relojes del panel, y el desplazamiento de arriba a abajo cambia la información que el reloj seleccionado muestra, evitando tener que navegar entre diferentes menús.

El renovado Mercedes-Benz Clase C también cuenta con los sistemas de seguridad y asistencia de los modelos más avanzados, y con mayores capacidades, incorporando cámaras de vídeo y radares de mayor alcance. De este modo, cuenta con:

  • Control de crucero Distronic, con asistente de dirección o asistente de cambio de carril, que es capaz de mantener la distancia de seguridad, el carril, trazar curvas que no sean muy pronunciadas e incluso cambiar de carril al activar el intermitente
  • Asistente de frenado activo, que puede detener el coche antes de que se produzca un impacto o un atropello
  • Asistente de aparcamiento
  • Reconocimiento de señales de tráfico, capaz de adaptar el control de crucero a los límites de velocidad detectados
  • Park Damage Detection, que detecta un impacto cuando el coche está aparcado y, a través de la aplicación “me Connect” lo notifica al propietario del vehículo

Con soluciones como el downsizing o la tecnología mild-hybrid con red de 48v, y a la espera de las variantes Mercedes-AMG con motor V8 y el modelo híbrido enchufable que llegará en 2019, el nuevo Mercedes-Benz Clase C estrena una nueva generación de motores, con filtro de partículas y cuatro cilindros:

  • Motores gasolina:
    • C 160: la versión de acceso genera una potencia de 129 CV y un par motor de 210 Nm
    • C 180: con motor 1.6 de 156 CV y 250 Nm, para los modelos berlina y Estate
    • C 200: con motor 1.5 y apoyo eléctrico EQ Boost, que ofrece 184 CV más 14 CV del apoyo eléctrico, y 280 Nm, asociado a tracción total 4Matic
    • C 300: con motor 2.0 para una potencia de 258 CV y un par de 370 Nm
    • C 400 4Matic: equipa un motor 3.0 V6 biturbo que genera 333 CV, con un par motor de 480 Nm
  • Motores diésel:
    • C 180d: el modelo básico cuenta con un motor 1.6 de 122 CV y un par de 300 Nm, asociado a un cambio 9G-Tronic
    • C 200d: con el mismo motor 1.6 genera 160 CV y 300 Nm con la caja de cambios manual de seis velocidades, y 150 CV con el cambio automático 9G-Tronic. Disponible para los modelos berlina y Estate
    • C 220d: este modelo cuenta con una potencia de 194 CV y un par motor de 400 Nm, y también está disponible una variante con tracción total 4Matic

Si quieres estar informado de todas las novedades del nuevo Mercedes-Benz Clase C, no dudes en visitarnos en nuestros concesionarios oficiales Mercedes-Benz.