Blogs
Atrás

Los Bentley de Peaky Blinders

Los Bentley de Peaky Blinders

A estas alturas, pocas personas son ajenas al éxito global de la serie Peaky Blinders. Este drama que se puede ver en Netflix, centrado en la historia de Tommy Shelby y su peligroso clan familiar, nos ofrece un viaje hasta la ciudad de Birmingham de los años 20, durante la fuerte depresión posterior a la Primera Guerra Mundial.

Por este escenario, donde abundan la niebla, los días grises y las desconfianzas entre iguales, desfilan también multitud de vehículos de época, entre los que destaca una marca: Bentley. A continuación, repasamos algunos de los Bentley que se han podido ver en Peaky Blinders.

 

Bentley en el contexto histórico de Peaky Blinders

En el Reino Unido posterior a la Gran Guerra, una marca de automóviles empezaba a despuntar en el mercado. Se trataba de la recién fundada firma Bentley, que abogaba por la creación de coches con carácter deportivo sin abandonar el lujo y las prestaciones que definían a los automóviles británicos.

Pronto su fama se catapultaría, gracias especialmente a las irrepetibles victorias en Le Mans de los Bentley Boys, un selecto grupo de entusiastas del motor y el riesgo. Los Bentley Boys eran pilotos amateur de las élites británicas, que veían en las carreras de bólidos una nueva aventura que sumar a sus apasionantes vidas. Dominaron en Le Mans, obteniendo cinco victorias en siete años al volante de bólidos Bentley, y sus celebraciones pasaron igualmente a la historia.

Esta fascinación por las hazañas de los Bentley Boys hizo que la firma de Crewe alcanzara una gran fama en el país, especialmente entre las personas pudientes que buscaban conducir vehículos rápidos y extraordinarios. Como es el caso de Tommy Shelby.

 

Bentley 4 ½-litre

Aunque al inicio de la serie el coche de la familia Shelby es un icónico Ford T, pronto su notoriedad y su economía les permite dar el salto hacia coches de categorías superiores, como el Bentley 4 ½-litre que se puede ver en las temporadas más recientes.

El Bentley 4 ½-litre reemplazó en el mercado al 3-litre, mejorando notablemente en términos de potencia y prestaciones. Su motor era eminentemente moderno para la época, con doble carburador y cuatro válvulas por cilindro. Ofrecía entre 110 y 130 CV aproximadamente, en función de la versión. El modelo que vemos en la serie corresponde a una unidad de 1929 con carrocería All-weather Saloon.

 

Bentley 3-litre

El predecesor del Bentley 4 ½-litre también aparece en la serie, aunque solo de manera esporádica. En especial, se pueden apreciar unidades del 3-litre firmadas por prestigiosos carroceros como Vanden Plas y Park Ward.

El Bentley 3-litre fue el coche que situó a Bentley en el mapa automovilístico. Era un coche voluminoso, con un motor de 3 litros mayor que los de muchos rivales del momento, pero aun así el coche ofrecía una buena conducción y grandes prestaciones. En la segunda edición de las 24 Horas de Le Mans, celebradas en 1924, John Duff y Frank Clement llevaron a la victoria un Bentley 3-litre en el primero de los grandes éxitos de los Bentley Boys.

 

La evolución de Bentley

Si el gusto de Tommy Shelby por Bentley se mantiene intacto en las próximas temporadas, es muy posible que pronto le veamos al volante de otra de las joyas del momento, como fue el Bentley 6 ½-litre de finales de los años 20. Su chasis era todavía más grande y su potencia, todavía mayor.

Equiparando aquellos históricos modelos con la gama actual de la marca, las similitudes son evidentes. No en vano, Bentley continúa comercializando vehículos sobresalientes, donde el equilibrio entre el lujo y las prestaciones deportivas sigue intacto. Modelos como el nuevo Bentley Flying Spur y el Bentley Continental GT son dos ejemplos perfectos.

 

Visita Bentley Barcelona, único concesionario oficial de la marca en la Ciudad Condal, si buscas información sobre la gama de modelos actual.

 

Imágenes: vintagebentleys.org, imcdb.org, Bentley Barcelona.