Motores del Seat Arona, ¿cuál es más interesante?

Elegir entre los motores del Seat Arona puede parecer tarea fácil, pero en el fondo no lo es tanto. No porque la oferta sea muy grande, sino porque todas las opciones son interesantes y hace falta hilar muy fino para encontrar realmente la que más le interese a cada tipo de conductor.

Pero hoy en QUADIS select vamos a tratar de resolver esta duda. Conviene recordar que el Arona es, por medidas, lo que se podría considerar la versión SUV del Ibiza… y lo cierto es que no le ha ido nada mal, ya que ha superado en ventas al pequeño utilitario de Martorell. En este enlace puedes consultar nuestra opinión sobre el Seat Arona de ocasión, y en este otro tienes acceso a la oferta de Seat Arona en stock que tenemos disponible.

Estos son los de gasolina

La oferta de motores del Seat Arona incluye versiones diésel y de GNC, aunque el combustible más habitual es, sin duda, la gasolina. La marca española no ofrece una gran variedad de propulsores, pero sí que se recrea más en los niveles de potencia disponibles y en las cajas de cambio.

Es por ello que el motor de acceso a la gama del Arona es un 1.0 TSI de tres cilindros y 95 CV de potencia. Con él no vas a ser el más rápido al salir de los semáforos ni vas a tener la mayor potencia de la autopista, pero te podrás defender en todas partes y registrar unos consumos realmente bajos. Este motor de 95 CV y 175 Nm de par acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y registra un consumo de 5,4 litros cada 100 km, lo cual no está nada mal.

Si miramos un peldaño por encima nos encontramos con el mismo bloque 1.0 TSI, pero con una potencia de 110 CV. Este motor es, sin duda, el más equilibrado de la gama. Y es que por un pequeño sobrecoste aumentamos la potencia en 15 CV, el par motor en 25 Nm (200 Nm) y reducimos el tiempo de aceleración hasta los 10,3 segundos. ¿Lo mejor? Que pese al aumento de prestaciones el consumo también es inferior, de 5,2 litros cada 100 km.

Finalmente, en la oferta de motores del Seat Arona nos encontramos con el bloque gasolina más potente de todos, el 1.5 EcoTSI de 150 CV y 250 Nm de par. Aquí ya pasamos a un propulsor de cuatro cilindros y unos números bastante más deportivos, ya que gasta 5,7 litros cada 100 km, acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y va asociado al cambio automático DSG. Un cambio que, por cierto, es opcional en el caso de la versión de 110 CV.

 

Este es el diésel

Sí, aunque parezca surrealista existe un Seat Arona diésel… aunque evidentemente ya no se vende como nuevo. Y es que hubo una época en la que tener un coche utilitario con motor diésel era lo habitual, y hoy en día sigue siendo una opción muy a tener en cuenta si hacemos un buen número de kilómetros anuales.

El motor diésel del Seat Arona es un bloque 1.6 TDI de cuatro cilindros que genera una potencia de 95 CV y un par motor de 250 Nm, lo cual le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos y registrar un consumo de tan solo 5,1 litros cada 100 km. Tal vez no sea el más refinado o potente de la gama, pero sin duda es un propulsor que te permitirá viajar tranquilamente, gastando realmente poco y con un nivel de prestaciones aceptable.

 

Y por último, este es el de GNC

Puede que no te lo creas, pero aún hay un motor más raro de ver en el Arona que el diésel: se trata del que funciona con Gas Natural Comprimido o GNC. Denominado TGI, este bloque de 1.0 litros comparte arquitectura con el TSI de igual cilindrada, y de hecho puede funcionar también con gasolina.

En este caso la marca de Martorell anuncia unas prestaciones más modestas: 90 CV y 160 Nm de par que le permiten alcanzar los 100 km/h en 13,2 segundos. Esto hace que sea un vehículo ideal para la ciudad por varios motivos, pero el primero de todos es que dispone de etiqueta ECO porque usa como combustible el GNC. ¿Y cuánto gasta? Pues su consumo combinado es de tan solo 3,8 kg de GNC por cada 100 km

 

Conclusión de los motores del Seat Arona

Llegamos al final de este pequeño ranking con una cosa muy clara: tanto si eliges el motor diésel como cualquiera de los gasolina, acertarás seguro. En el caso del motor TGI, depende mucho del uso que vayas a darle y de las gasolineras que tengas cerca en las que se pueda repostar GNC.

Por lo demás, el Seat Arona es un valor seguro. Tal vez el hecho de ser un producto tan redondo sea lo que le ha permitido liderar el mercado durante tantos años, ya que sus motores gastan poco, su diseño es atractivo, su interior es espacioso y su precio es contenido. Y lo mejor de todo es que si te haces con uno en QUADIS select te lo encontrarás completamente revisado, con garantía y con el sello de calidad del Grupo Quadis.