Atrás

¿Qué son y para qué sirven las turbo rotondas?

¿Qué son y para qué sirven las turbo rotondas?

Turbo rotondas 1

Como todo conductor sabrá, las rotondas son construcciones viales diseñadas para facilitar la circulación en cruces de caminos, reduciendo también el peligro de accidentes. Aún así, las rotondas o glorietas pueden generar situaciones peligrosas cuando se colocan en zonas de mucho tráfico o cuando los conductores no respetan las normas de circulación propias de estas construcciones.

Para ayudar a los vehículos que circulan en las rotondas a saber en todo momento cuál debe ser su comportamiento en el interior de estas, en los últimos meses están proliferando las llamadas turbo rotondas. Aunque la primera turbo rotonda de nuestro país data del año 2009, parece que la intención de los órganos de seguridad vial es la de promover el uso de estas construcciones para facilitar la circulación en su interior.

En esencia una turbo rotonda no deja de ser una glorieta con forma de espiral (de ahí su nombre, pues imita la silueta de un turbo) donde cada carril tiene sus propias líneas y señales de indicación, de manera que el conductor deba respetar una señalización determinada en función de la salida que quiere tomar.

Turbo rotondas 2015 QUADIS 4

Para explicarlo de manera más fácil, una turborrotonda es una rotonda al uso, aunque con la “chuleta” pintada en el suelo para que el conductor recuerde cómo debe actuar en su interior. Su buen funcionamiento está ligado a la “disciplina de carril”, es decir, a que los conductores elijan antes de acceder a ella qué salida quieren tomar y, por tanto, qué carril de la rotonda elegir, si el interior o el exterior.

La circulación en el interior de una turborrotonda es la misma que ya se debe seguir en una rotonda tradicional, aunque con algunos matices, pues el carril exterior pierde la prioridad:

  • Antes de acceder a la rotonda, en ambos carriles, hay un ceda el paso. 
  • Si se quiere salir a la derecha de la rotonda, se debe acceder a la rotonda por el carril exterior.
  • En función del nivel de tráfico previsto, si se quiere seguir recto después de la rotonda, la turobo rotonda puede proponer tomar el carril exterior o el carril interior, al que no molestará el carril exterior y por lo tanto permitirá al conductor continuar recto sin peligro.
  • Si se quiere girar a la izquierda de la rotonda, se debe tomar el carril interior y las líneas blancas nos guiarán hacia la salida.
  • Si se quiere hacer un cambio de sentido en la rotonda, se debe tomar el carril interior y las líneas blancas nos guiarán hacia la salida.

Turbo rotondas 2015 QUADIS 2

Por lo tanto, estas turbo rotondas están diseñadas para facilitar al conductor la actuación en su interior,permitiendo así una disminución de los accidentes, aunque siempre supeditado al tráfico que dichas rotondas deberán ser capaces de gestionar. Se calcula que una turbo rotonda puede albergar en su interior un 35% más de vehículos, agilizando así la circulación y reduciendo el riesgo de accidentes y retenciones.

También es importante la señalización previa de estas rotondas, para que así los conductores se distribuyan en los carriles de circulación antes de llegar a ellas, pues es ahí donde radica su eficacia.

Turbo rotondas 2015 QUADIS 3

¿Qué os parecen a vosotros estos nuevos elementos viarios? Nos podéis dejar vuestra opinión en elFacebook de QUADIS.