Atrás

Repasamos la normativa sobre las luces de los vehículos

Repasamos la normativa sobre las luces de los vehículos

Usar luces automovil

El alumbrado del vehículo es vital tanto para ver como para ser vistos en la circulación. Actualmente hay muchos sistemas distintos de alumbrado: halógenos, Xenon, LED... pero todos tienen su uso regulado por una normativa específica. A continuación repasamos las normas de circulación para asegurarnos de qué luces se deben usar en cada momento.

Para empezar, hay que distinguir entre las luces para ver y las de ser visto. En las primeras tenemos las luces de cruce ("cortas") y las de carretera ("largas"). En cambio, las luces de circulación diurna son un sistema de ilumniación para ser visto. Planteados los tres sistemas, pasamos a ver sus diferencias.

En cuanto a la luz de carretera, el art. 16  y el Anexo X del Reglamento General de Vehículos, y el art. 100 del Reglamento General de Circulación, establecen que están obligados a llevarlas todos los automóviles en general. De manera opcional, también podrán llevar este tipo de luz los ciclomotores y los cuadriciclos ligeros, los tractores y máquinas agrícolas o deobras. Es decir, todos los coches, furgonetas y camiones deben tener luces "largas" funcionales.

Normativa Luces Circulacion

Su finalidad es alumbrar suficientemente la vía, de noche y en condiciones de visibilidad normales, hasta una distancia mínima, por delante del vehículo, de 100 metros. Por consiguiente, su finalidad principal es VER. En cuanto a su utilización, todo vehículo de motor las llevará encendidas cuando circule a más de 40 kilómetros por hora en los siguientes casos:

  • Entre la puesta y la salida del sol, fuera de poblado, por vías insuficientemente iluminadas, entendiendo por ello aquellas en las que, con vista normal, en algún punto de su calzada, no puede leerse la placa de matrícula a 10 metros o no se distingue un vehículo pintado de oscuro a 50 metros de distancia.
  • A cualquier hora del día por túneles y demás tramos de vía afectados por la señal "túnel"insuficientemente iluminados.
  • Cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo o cualquier otra circunstancia análoga.

Este alumbrado deberá ser sustituido por el de corto alcance o de cruce tan pronto como se aprecie la posibilidad de producir deslumbramiento a otro usuario de la misma vía o de cualquier otra vía de comunicación y muy especialmente a los conductores de vehículos que circulen en sentido contrario.  La misma precaución se guardará respecto a los vehículos que circulen en el mismo sentido a menos de 150 metros y cuyos conductores puedan ser deslumbrados por el espejo retrovisor.

Por su parte, las características de las luces de cruce (cortas) serán las mismas que las de carretera, salvo que las de carretera deben dejar de usarse en caso de alumbrar a otro vehículo.

Luces Diurnas QUADIS

Las luces de circulación diurna son unos dispositivos de alumbrado que se instalan en la parte delantera del vehículo para hacerlo más visible mientras circula durante el día, reguladas en la Directiva 2008/89/CE, y por la que los vehículos fabricados a partir del 7 de febrero de 2011 (categorías M1, y N1), tendrán que incorporar este sistema de alumbrado. Este sistema está compuesto por dos luces de color blanco que se colocan en la parte delantera, y se encienden automáticamente cuando se pone en marcha el vehículo. Se podrán instalar en los demás vehículos, siempre que se legalicen como reforma de acuerdo con el Real Decreto 866/2010.

En países escandinavos son obligatorias desde los años 70, mientras que su implantación en el resto de Europa se está efectuando de manera progresiva. Las luces de conducción diurna presentan una serie de ventajas:

  • Los vehículos pueden detectarse con una antelación mucho mayor, especialmente en curvas o con visibilidad limitada.
  • La distancia y la velocidad del tráfico en dirección contraria son más fáciles de calcular.
  • La luz para la conducción diurna reduce los tiempos de reacción de los conductores que van en dirección contraria.
  • Es más fácil distinguir los vehículos aparcados de los vehículos que circulan.
  • Las luces instaladas como equipo original se conectan automáticamente cuando arranca el motor.
  • Los conductores de motos no resultan cegados (al contrario que con los faros de la luz de cruce).
  • La normativa especial respecto al diseño impide el deslumbramiento.

Normas Luces Coches

En conclusión, el uso de dispositivos de alumbrado durante las horas de día aumenta notablemente la seguridad y la visibilidad para terceros, al ser los vehículos mucho más fáciles de identificar.

Desde QUADIS esperamos haber resuelto vuestras dudas y que podáis aprovechar así todas las ventajas que el uso de la iluminación de los automóviles aporta a la circulación.