Blogs
Atrás

Tres extraordinarios y desconocidos prototipos Ferrari

Tres extraordinarios y desconocidos prototipos Ferrari

Ninguna otra marca de coches está tan vinculada a la competición y al desarrollo constante de nuevas tecnologías como Ferrari.

El periodo entre finales de los 60 y principios de los 70 fue prolífico en la casa de Maranello, con grandes hitos como el lanzamiento del Dino, la consolidación de la gama 365 y, aquello que nos interesa en este artículo, el desarrollo de interesantes prototipos en colaboración con Pininfarina.

A continuación, recordamos tres prototipos que explican el espíritu de innovación continua de la marca del Cavallino Rampante.

 

Ferrari Dino 206 Prototipo Berlinetta Speciale Pininfarina (1965)

Este coche único fue diseñado por Pininfarina y presentado en el Salón del Automóvil de París en 1965, desempeñando un papel clave en la historia de la marca. El prototipo fue la inspiración para las líneas del Dino 206 GT de calle y de otros modelos que vendrían en los siguientes años. Además, representó un importante avance en la gama Ferrari de motor central, que ha llegado hasta nuestros días con modelos como el Ferrari 812 Superfast.

Enzo Ferrari quería un coche distinto, y este prototipo, desarrollado sobre un chasis de competición, sin duda lo conseguía. El radical prototipo de Pininfarina dibuja un frontal tan extremadamente bajo y afilado que los pasos de rueda delanteros sobresalen incluso por encima de la línea de cintura. En el frontal, una tapa de plexiglás en forma de pico cubre cuatro faros circulares, que son la seña de identidad más característica del Dino 206 Prototipo.

 

Ferrari Dino 206 Competizione (1967)

Este es otro prototipo salido de las mentes brillantes del estudio de diseño Pininfarina. De hecho, un periodista de la época dijo que “es uno de los objetos más bellos nunca fabricados por el ser humano”. El diseño del Dino 206 Competizione fue el primero de Paolo Martin para Pininfarina. Con solo 23 años, Martin creó una increíble carrocería de aluminio marcada por el frontal en forma de pico de pato, el parabrisas panorámico que transforma el cockpit en una pecera, las puertas de ala de gaviota y dos alerones negros regulables.

El Competizione, del que solo se fabricó una unidad, es conocido como “el Dino amarillo”. El Dino 206 Competizione incorporaba toda la ingeniería de carreras posible, como el chasis y el motor central V6 de 1.500 cc de uno de los tres Dino 206 S que compitieron en Le Mans 1966. El modelo nunca llegó a producción, pero algunas de sus novedades aerodinámicas fueron aplicadas en el futuro Dino 206 GT.

 

Ferrari Pininfarina Studio CR25 (1974)

Es difícil reconocer el ADN Ferrari en este prototipo diseñado por Aldo Brovarone para Pininfarina. El CR25 by Pininfarina, que fue presentado en el Salón del Automóvil de Turín en octubre de 1974, nació con un objetivo claro: ser el deportivo de cuatro plazas más aerodinámico. Para ello, Pininfarina aprovechó la construcción de un túnel del viento, una infraestructura pionera en aquella época.

El resultado de este estudio fue un coche con un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,256, de ahí el nombre del prototipo. Entre las innovaciones más insólitas del CR25 destacan los paragolpes del vehículo, diseñados para actuar a su vez como spoilers.

Imágenes: highmotor.com, motor.es, dyler.com, supercars.net, ultimatecarpage.com, wheelsage.org.

 

Si quieres conocer la gama actual de Ferrari, visita nuestros concesionarios oficiales Cars Gallery en Barcelona y Valencia.