Blogs
Atrás

Prueba del nuevo Land Rover Defender en QUADIS

Prueba del nuevo Land Rover Defender en QUADIS

play
play

70 años de innovación y mejoras han dado forma al nuevo Land Rover Defender, un vehículo que conmemora la trayectoria de éxito lograda por su robustez y que llega completamente preparado para el siglo XXI. En QUADIS hemos tenido la suerte de poder probar uno de los vehículos más esperados del año para los amantes del 4x4 y la aventura.

Su fiabilidad y sus capacidades off-road han convertido al Land Rover Defender en el 4x4 por excelencia. A pesar de los cambios radicales que se han realizado en su diseño exterior, su silueta sigue siendo plenamente identificable, manteniendo una presencia musculosa y robusta. Y aunque pueda parecer que esta nueva generación se ha transformado en un SUV de lujo, lo cierto es que no ha perdidos sus cualidades y sigue siendo el mejor cuando circula fuera del asfalto.

Asociado a una caja de cambios de 8 velocidades y convertidor de par, el nuevo Land Rover Defender cuenta con un motor 2.0 turbodiésel, de cuatro cilindros, que genera 240 CV. Cuando el terreno se complica, simplemente hay que pulsar un botón, “CC off-road”, y fijar una velocidad, para que el vehículo se encargue de todo lo necesario para afrontar la situación.

El nuevo Land Rover Defender cuenta con tracción total permanente, para lograr el mejor agarre en cualquier situación, y está equipado con el bloqueo del diferencial central de serie. Para aquellos que quieran exprimir al máximo el potencial de este todoterreno en la montaña, también existe la posibilidad de equipar el bloqueo del diferencial trasero.

La tecnología también está presente en el nuevo Land Rover Defender, ayudando a realizar cualquier maniobra con precisión y seguridad. Así, el sistema electrónico Terrain Response 2 ha sido mejorado, siendo capaz de modificar diferentes parámetros de la conducción, como pueden ser el acelerador, la caja de cambios, la dirección y el sistema de tracción, para hacer frente a cualquier situación.

El interior del Land Rover Defender es ahora más refinado y de lujo, manteniendo muchas superficies planas y cuadradas, que dan sensación de robustez y permiten aprovechar al máximo el espacio, y sumándose a la moda de la digitalización. Además, los más de 3 metros de largo de la batalla permiten ofrecer mucho espacio interior, con unas plazas traseras en las que 3 personas pueden viajar sin problemas y un maletero de 857 litros de capacidad, ampliables a 1.946 litros.

Otro detalle del nuevo Land Rover Defender es su suspensión neumática. A pesar de que la boca de carga está algo elevada, lo que dificultaría la carga de elementos pesados, con solo pulsar un botón se consigue que la parte trasera baje, haciendo más sencilla esta tarea de carga.

Pero donde realmente se aprecia un mayor cambio en el nuevo Land Rover Defender, con respecto a la generación anterior, es en cómo se desenvuelve al circular en carretera. Es aquí donde esta nueva generación se transforma en un moderno SUV de lujo, demostrando ser un vehículo completo en todos los aspectos.

Oriol Llardén, como experto en automoción de QUADIS, destaca del nuevo Land Rover Defender “sus capacidades off-road, la mejora en el comportamiento dinámico, su amplio espacio interior y la gestión electrónica del Terrain Response 2”. En resumen, un vehículo imparable con el que viajar relajados mientras la máquina se encarga de todo.

Visítanos en nuestros concesionarios oficiales Land Rover , Land Motors y Solmobil, y podrás conocer y probar el nuevo Land Rover Defender.