Blogs
Atrás

6 Lotus que explican la genialidad de Colin Chapman

6 Lotus que explican la genialidad de Colin Chapman

“Añadir potencia te hace más rápido en las rectas. Quitar peso te hace más rápido en todas partes”.

Colin Chapman (1928-1982), fundador de Lotus, fue uno de los grandes visionarios de la automación británica. Bajo su dirección, la marca fue campeona del mundo de Formula 1 en siete ocasiones como constructora, aplicando multitud de innovaciones por el camino. Entre 1962 y 1978, Lotus consiguió también seis campeonatos de pilotos de F1 y la victoria en las 500 Millas de Indianápolis.

La filosofía de Colin Chapman se basaba en construir coches ligeros y manejables, en lugar de apostar por la potencia pura, una fórmula que Lotus ha seguido aplicando hasta nuestros días para mantenerse como una marca de referencia entre los fabricantes de deportivos.

A continuación, vamos a repasar algunos de los coches que demuestran la genialidad de Colin Chapman.

 

1) Lotus Mark I

El Lotus Mark I (1948) fue el primer coche diseñado por Colin Chapman, cuando todavía era un estudiante en la Universidad de Londres. Pensado para competir en carreras off road, montaba el chasis de un Austin 7 con la suspensión trasera y el motor modificados para conseguir más potencia y manejabilidad. El cuerpo se construyó con aluminio y madera contrachapada, y más adelante incorporó un innovador sistema de suspensión independiente.

Colin Chapman y su futura esposa Hazel compitieron con este coche en diversas carreras. El Lotus Mark I original se encuentra en paradero desconocido desde que un comprador lo adquiriera en 1950.

 

2) Lotus Mark VI

Tras idear algunos coches de carreras, Colin Chapman presentó su primer vehículo de producción, el Lotus Mark VI, en 1952. Se trataba de un kit con un chasis tubular extremadamente ligero (¡solo 25 kg!), suspensiones y cuerpo de aluminio en el que el cliente podía instalar, según su elección, el motor y cambio de marchas de diferentes modelos de Ford, MG, Consul o Coventry.

El accesible Lotus Mark VI fue un éxito, llegando a ser uno de los coches más populares en las carreras británicas y, frecuentemente, ganaba a vehículos más potentes y caros.

 

3) Lotus 11 (Lotus XI)

El Lotus 11 fue un trabajo en equipo de Colin Chapman y el experto en aerodinámica Frank Costin. Su versión más potente, popularmente conocida como Le Mans, incorporaba un motor de 1.100 cc o, ocasionalmente, 1.500 cc. Tenía un chasis tubular para un peso de solo 450 kg.

En 1956, un Lotus 11 pilotado por Stirling Moss marcó el récord mundial de su clase con una velocidad punta de 230 Km/h en Monza.

 

4) Lotus 7

El Lotus 7, presentado en 1957 y en producción hasta nuestros días mediante múltiples licencias, personifica la filosofía Lotus de conseguir altas prestaciones con poco peso y simplicidad. Se caracterizaba por su chasis tubular similar al del Lotus 11 en el que montaba un motor con una modesta potencia de 40 cv. Alcanzaba los 130 Km/h y aceleraba de 0 a 100 en unos 6 segundos, con un peso de solo 500 kg.

El modelo original fue un éxito del que se vendieron más de 2.500 unidades, gracias a su versatilidad como coche de calle apto para las carreras. Todavía hoy es reconocido como uno de los diseños míticos del siglo XX.

 

5) Lotus 25

El Lotus 25 fue diseñado por Colin Chapman para la temporada de Fórmula 1 de 1962. Un diseño revolucionario al utilizar por primera vez un chasis monocasco en esta competición. A manos del piloto Jim Clark ganó 14 Grandes Premios y consiguió el Campeonato del Mundo en 1963.

El chasis monocasco aportaba más rigidez y fuerza estructural que la que tenían los F1 de la época. Esta innovación se impuso a los anteriores chasis tubulares, y es uno de los principios básicos que todavía hoy utilizan los F1 modernos. El coche también era extremadamente bajo y estrecho, y el piloto se reclinaba por primera vez detrás del volante, lo que le dio el apodo popular de “la bañera”.

 

6) Lotus 78

Chapman, en colaboración con Tony Rudd y Peter Wright, fue también pionero en el aprovechamiento del efecto suelo, disminuyendo el espacio entre el coche y la superficie del asfalto para crear un efecto de baja presión que mejorara el agarre en curva.

El Lotus 78 ganó el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en 1978, tanto en el apartado de pilotos con Mario Andretti como en la clasificación reservada a los constructores.

Lotus tiene en la actualidad una gama formada por tres modelos: Evora, Exige y Elise. Unos vehículos que siguen fieles a la historia de una marca que apuesta por el carácter deportivo.

 

Descubre en Cars Gallery Barcelona la mayor oferta de Lotus nuevos y de ocasión.

 

Imágenes: salracing.com, diariomotor.com, lotus7register.co.uk, bonhams.com, petrolicious.com, pinterest.com.