Blogs
Atrás

A sus 25 años, la Mercedes-Benz Sprinter se hace eléctrica

A sus 25 años, la Mercedes-Benz Sprinter se hace eléctrica

La furgoneta de reparto por antonomasia ahora se mueve también sin emisiones. La nueva Mercedes-Benz eSprinter, 100% eléctrica, mantiene las virtudes de este consolidado modelo, fiable y versátil, añadiendo las ventajas de la movilidad eléctrica para circular en ciudades como Barcelona.

Mercedes-Benz Sprinter: 25 años de innovación

Desde su primera generación en 1995 y hasta esta nueva versión eléctrica, la Mercedes-Benz Sprinter ha establecido unos estándares de eficiencia, seguridad, fiabilidad, rentabilidad y versatilidad difíciles de igualar en su segmento.

Y es que desde sus inicios, Mercedes-Benz Industriales posicionó al modelo como un verdadero vehículo multitarea. En la actualidad, la amplia gama Sprinter sigue siendo abrumadora: se pueden configurar más de 1.000 versiones diferentes a partir de las diferentes carrocerías, chasis, mecánicas, capacidad de carga y detalles de equipamiento. Desde 2018, por ejemplo, se ofrecen opciones con tracción delantera y dos transmisiones desarrolladas para esta arquitectura, así como una transmisión automática de 9 velocidades por convertidor de par. Con estas variantes de tracción y la denominada versión de cabeza tractora, la Sprinter forma una base ideal para las camperización.

Llega la Mercedes-Benz eSprinter

La eSprinter utiliza un eficiente motor eléctrico de tracción delantera con una potencia de hasta 85 kW (115 CV aprox.) y un par de 295 Nm. La velocidad máxima se puede limitar electrónicamente a 80, 100 ó 120 km/h, siempre pensando en un uso urbano e interurbano.

La capacidad de la batería puede ser de 35 ó 47 kWh y su autonomía es de 115 o 168 kilómetros, respectivamente. La eSprinter se puede cargar a un máximo de 80 kW de potencia en corriente continua (pasando del 10 al 80% en 30 minutos). Con un cargador de 7,4 kW y corriente alterna, la misma operación se completa en 6 horas.

Además, el modelo garantiza su gran capacidad de carga, con hasta 1.045 kilos y 10,5 metros cúbicos.

Igual que el SUV eléctrico Mercedes-Benz EQC, se ofrece con cuatro niveles de recuperación energética, seleccionables mediante las levas situadas tras el volante. Con el modo de recuperación máxima se puede conducir confortablemente con un único pedal, ya que levantando el pie del acelerador la furgoneta llega a detenerse.

Múltiples herramientas para dar el salto a la movilidad eléctrica

Para asesorar a los profesionales que todavía dudan si una furgoneta eléctrica es adecuada para su trabajo, Mercedes-Benz ha desarrollado una serie de herramientas y funcionalidades:

  • eVan Ready App y eCost Calculator. Son dos apps con las que puedes registrar todos los trayectos que realizas en tu actividad profesional. Tras un periodo de prueba, podrás comprobar si un vehículo eléctrico te resulta conveniente y cuánto puedes ahorrar con él. Aplicado a flotas, también te asesora si es posible cargar todas las furgonetas a la vez en la base, cuánta potencia requieres, etc.
  • eCharging Planner. Este programa lleva a cabo un estudio personalizado de cada cliente, teniendo en cuenta sus horarios, el tipo y tamaño de vehículo que necesita para su trabajo, el consumo estimado de energía y la infraestructura de carga necesaria. Con todo esto, se calculan los costes de inversión y operacionales y se comparan con el ahorro potencial para determinar el período de amortización.
  • Mercedes PRO connect. Para quienes ya ha dado el paso de adquirir una eSprinter, esta app permite programar la recarga, consultar el estado de la batería y controlar el sistema de climatización de manera remota.

 

Te invitamos a visitar nuestros concesionarios oficiales Mercedes-Benz Industriales e informarte acerca de los modelos Sprinter y eSprinter.