El RS 6 es uno de los Audi que mejor personalizan el lema A la Vanguardia de la Técnica”. Ahora que se cumplen dos décadas de su primer lanzamiento, repasamos las diferentes generaciones de este exitoso deportivo.

 

2002: Audi RS 6 C5

La primera generación del Audi RS 6, el C5, aplicaba la filosofía deportiva de los modelos RS de la marca alemana al Audi A6.

El impresionante bloque de ocho cilindros de 450 CV y 560 Nm incorporaba un doble turbocompresor y crecía hasta 4,2 litros de cilindrada, lo que hacía imposible hacerlo caber en la carrocería del A6. Por este motivo el Audi RS 6 creció cuatro centímetros tanto en longitud como en anchura.

Esta elevada potencia requería una gestión a su altura. Por primera vez un RS utilizaba una rápida caja de cambios automática de cinco velocidades con convertidor de par que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

Audi recurrió además por primera vez a un nuevo tren de rodaje con el sistema de control dinámico del chasis Dynamic Ride Control (DRC), que permite que la carrocería vaya siempre más cerca del asfalto y reduce los movimientos de balanceo y cabeceo en la conducción deportiva.

2008: Audi RS 6 C6

Para la segunda generación el motor del RS 6 creció en todos los sentidos: en potencia (580 CV y 650 Nm), cilindrada (5 litros) y número de cilindros (10).

El V10 pesaba 278 kg, y para asegurar el suministro de aceite en conducción deportiva, Audi recurrió a la lubricación por cárter seco, una tecnología procedente de la competición que además permitía bajar el centro de gravedad.

En la transmisión, una caja automática de seis marchas modificada mejoraba la refrigeración, la velocidad de cambio entre marchas y la distribución de la potencia. Con esta combinación de motor y transmisión, la velocidad máxima del RS 6 convencional era de 250 km/h, 280 km/h opcionales, y el RS 6 plus alcanzaba los 303 km/h. La berlina necesitaba solo 4,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

Por primera vez el RS 6 podía equipar frenos cerámicos -con discos de 420 mm delante y 356 mm detrás-, que detenían el coche con gran fiabilidad. Otra novedad eran los amortiguadores controlados electrónicamente con tres niveles de ajuste.

2013: Audi RS 6 C7

En su tercera generación Audi volvió a un motor de ocho cilindros con cuatro litros, el de menor cilindrada en la historia del RS 6. Sin embargo, esta versión dejaba muy atrás a las anteriores generaciones del RS 6 en comportamiento dinámico y eficiencia, gracias, sobre todo, a una reducción del peso que alcanzó los 120 kg.

Con un par máximo de 700 Nm y el nuevo cambio tiptronic de 8 velocidades, el C7 alcanzaba los 100 km/h en solo 3,9 segundos, medio segundo menos que su predecesor. La velocidad máxima era de 305 km/h.

Una novedad para la tercera generación del RS 6 fue la suspensión neumática adaptativa de serie, que reducía la altura de la carrocería en 20 mm y facilitaba una puesta a punto más deportiva.

A lo largo de los años Audi continuó aumentando la potencia de su motor ocho cilindros y 4 litros. El RS 6 alcanzó una potencia de 605 CV y un par máximo de 750 Nm con la función overboost.

 

2019: Audi R 6 C8

La cuarta generación del RS 6 utiliza un motor V8 biturbo de cuatro litros de cilindrada, 600 CV y 800 Nm de par. Por primera vez se incorpora la tecnología MHEV de hibridación ligera con 48 voltios, lo que mejora aún más la eficiencia. El RS 6 Avant acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, y apenas necesita 12 segundos para alcanzar los 200 km/h. La nueva dirección a las cuatro ruedas mejora la estabilidad a altas velocidades.

Si quieres conocer a fondo el Audi RS 6, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Audi, Motorsol y Marzá, para que te informemos.