Atrás

Fábrica de Cristal de Dresde, la casa del Volkswagen ID.

Fábrica de Cristal de Dresde, la casa del Volkswagen ID.

Volkswagen sigue avanzando en su gran ofensiva eléctrica con el inicio de la producción en serie del Volkswagen ID.3 en su Fábrica de Cristal de Dresde. Los ambiciosos planes del fabricante en el ámbito de la revolución eléctrica plantean retos que en la práctica suponen la transformación de su red de producción global para alcanzar los volúmenes de producción y la excelencia característica de la marca.

El de Dresde es ya el segundo centro de producción del Volkswagen ID.3 y la cuarta planta del mundo que produce modelos Volkswagen basados en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) después de las de Zwickau (Alemania), Anting y Foshan (China). Juntas, las cuatro fábricas tienen una capacidad de producción máxima de más de 900.000 vehículos al año. Además, Volkswagen ya está preparando sus plantas de Emden y Hanover (Alemania) y Chattanooga (Estados Unidos) para sumarse a la producción MEB.

El primer Volkswagen ID.3 salió de la línea de ensamblaje el pasado 31 de enero en presencia del ministro de Economía y Transportes de Sajonia, Martin Dulig y del alcalde de Dresde, Dirk Hilbert, entre otros.

La primera planta 100% eléctrica

Con el inicio de la producción del Volkswagen ID.3, la icónica Fábrica de Cristal comienza su reorganización estratégica. La de Dresde fue en 2017 la primera planta que se transformó completamente para la movilidad eléctrica, dedicándose desde entonces hasta ahora al 100% a la producción del e-Golf. A lo largo de estos años se han instalado en ella áreas de negocio innovadoras, como el Incubador de la Movilidad del Futuro, el programa de startups de Volkswagen o el Campus de la Movilidad del Futuro, un laboratorio de aprendizaje para la formación y la educación continuada.

Hoy la Fábrica de Cristal de Dresde es una planta de producción, una atracción turística, un centro de celebración de eventos, un laboratorio de pruebas y un centro de entregas. Todo en uno. A lo largo de los próximos años, lo que era conocido hasta ahora como el Centro de la Movilidad del Futuro se transformará progresivamente en La Casa del ID.

El desarrollo de la producción 4.0

El objetivo fundamental es que la Fábrica de Cristal sea un faro de Volkswagen en Alemania, ofreciendo a clientes, visitantes e invitados una experiencia holística con la familia ID.

Para ello se desarrollará en ella un centro de investigación e innovación que impulse proyectos piloto innovadores para su empleo posterior en plantas de gran capacidad en Volkswagen. La prioridad será la producción 4.0, con la automatización y la digitalización de operaciones complejas en el ámbito del ensamblaje y de la logística. La fábrica, en la que actualmente trabajan 380 personas, actuará en este ámbito como planta piloto para el desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías en procesos de serie reales.

Si quieres conocer a fondo el nuevo Volkswagen ID.3, visítanos en nuestros concesionarios oficiales Volkswagen, Motorsol y Marzá.