Atrás

Los primeros modelos de la gama Mercedes-Benz EQ

Los primeros modelos de la gama Mercedes-Benz EQ

Los fabricantes de automóviles se encuentran cada vez más cerca de poder ofrecer a los conductores una variada oferta de coches eficientes, con los que dar nuevos pasos hacia la movilidad sostenible. Y Mercedes-Benz, una de las marcas más comprometidas con la electromovilidad, tiene como objetivo a medio plazo situar su nueva gama EQ a la vanguardia de la eficiencia. Para la marca alemana, la movilidad del futuro pasa por vehículos con propulsión eléctrica y sin emisiones directas, capaces de combinar autonomía y placer de conducción.

 

Mercedes-Benz EQC, el pionero de una gama que hará historia

El primer coche ideado para la gama EQ y que llegará antes de un año a los concesionarios oficiales es el Mercedes-Benz EQC, el primer SUV eléctrico fabricado por la marca de Stuttgart. Este modelo es 100% eléctrico, tiene tracción total y destaca por unas capacidades y una autonomía impresionantes.

Equipado con dos motores eléctricos, uno en cada eje, ofrecer aproximadamente 300 kW de potencia (405 CV aprox.) con un par motor disponible desde parado de 765 Nm. Por su parte, la autonomía del EQC ronda los 450 kilómetros según el ciclo de homologación NEDC.

 

Mercedes-Benz Concept EQA, anticipando el modelo compacto de la gama

Presentado en la última edición del Salón de Frankfurt y con un diseño exterior recuerda al del Mercedes-Benz Clase A, el Mercedes-Benz Concept EQA anticipa la versión de producción del compacto de la gama eléctrica.

Con una batalla generosamente larga de 2,72 metros, las medidas del Mercedes-Benz Concept EQA son de 4,28 metros de largo, 1,81 de ancho y 1,42 de alto. El diseño exterior, limpio y coherente con la filosofía ecológica de los vehículos eléctricos, tiene unas formas suaves y mantiene detalles de los coches de combustión, como la parrilla delantera, donde destaca la estrella de la marca de Stuttgart.

Esta parrilla virtual toma el nombre de Black Panel y sustituye las rejillas convencionales por un panel que se ilumina en función del modo de conducción que se haya seleccionado. Los faros delanteros y traseros cuentan con tecnología láser de fibra óptica, que proporciona una iluminación más homogénea.

Con un esquema de dos motores eléctricos, uno para cada eje para proporcionar una tracción total, la potencia combinada de este modelo es de 272 CV, aunque desconocemos cuáles serán los datos de la versión de producción. La batería del Mercedes-Benz Concept EQA, de 60 kWh, proporciona una más que razonable autonomía de 400 km.

Según lo anunciado por Mercedes-Benz, 10 minutos de recarga en una estación de carga rápida permitirán una autonomía de 100 km, y también estará disponible la recarga sin necesidad de enchufe gracias a la inducción.

 

Mercedes-Benz GLC F-Cell EQ Power, apostando por el hidrógeno 

Otro de los vehículos integrados en la gama EQ actualmente es el Mercedes-Benz GLC F-Cell EQ Power. Este SUV es el primer híbrido que combina la motorización eléctrica enchufable y la pila de combustible. Dos años de desarrollo han permitido crear un vehículo doblemente eléctrico que aúna las ventajas de la energía eléctrica tradicional con el hidrógeno.

Dos depósitos de 700 bares, capaces de albergar hasta 4,4 kg de hidrógeno, ofrecen al Mercedes-Benz GLC F-Cell EQ Power una autonomía de 437 km, según el ciclo NDEC. El tiempo de recarga de estos depósitos es de unos tres minutos. Las baterías de iones de litio, de 13,8 kWh, ofrece una autonomía extra de 49 km. La combinación de ambas fuentes de alimentación generan una potencia de 200 CV y un par motor de 350 Nm.

A lo largo de 2018, Mercedes-Benz presentará nuevos vehículos que formarán parte de la gama EQ.

 

Si quieres conocer más sobre los vehículos eléctricos e híbridos de Mercedes-Benz, no dudes en visitarnos en nuestros concesionarios oficiales en las provincias de Barcelona y Tarragona.