(Actualizado: 18/04/2022)

 

El coche eléctrico es ya una realidad bien patente en el parque automovilístico europeo. Día a día estos vehículos van ganando terreno de ventas a los coches con motor de combustión, y por este motivo hoy nos proponemos analizar una serie de ventajas que ofrecen los automóviles eléctricos frente a los tradicionales de gasolina o diésel, que te podrán ayudar a decantar la balanza si estás valorando adquirir un coche eléctrico.

1. Cero emisiones

Los coches 100% eléctricos no emiten absolutamente ninguna emisión de gases contaminantes durante su funcionamiento, por lo que si nos preocupa realmente el medio ambiente, esta debería ser una ventaja muy a tener en cuenta.

2. Menos averías mecánicas

Al prescindir de un motor tradicional y un cambio de marchas tradicional con embrague, las averías de esta índole quedan reducidas a prácticamente ninguna. Un coche eléctrico utiliza muy pocos elementos en movimiento y expuestos al desgaste.

3. Mantenimiento casi inexistente

Más allá de los elementos desgastables como los frenos o los neumáticos, el mantenimiento de un coche eléctrico queda reducido a un chequeo del estado de las baterías y los motores eléctricos cada determinado tiempo. Se acabó el cambiar filtros, lubricantes y líquidos varios.

4. Nulo consumo

Lógicamente el coche eléctrico no consume ningún combustible, por lo que no debemos ir a llenar el depósito ni preocuparnos por consumir más o menos. Esto supone un importante ahorro en combustible ya que el coche eléctrico se puede cargar durante la noche en el garaje y con un gasto equivalente a 1€/100 kilómetros aproximadamente.

5. Ventajas fiscales

Además de un menor gasto de mantenimiento, menor coste de energía y disfrutar de tarifas reducidas en aparcamientos públicos, los vehículos eléctricos cuentan con diversas ventajas fiscales.

La principal es que los coches eléctricos están exentos del pago del impuesto de matriculación. Un ahorro notable ahora que este tributo ha subido y está encareciendo el precio medio de los coches nuevos en hasta 1.000 euros.

En muchos municipios también disfrutan de descuentos en el pago del  Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, conocido popularmente como impuesto de circulación. En algunas localidades pueden llegar incluso a estar exentos de su pago. En Barcelona este descuento alcanza hasta el 75%.

Los vehículos eléctricos tampoco pagan o disfrutan de descuentos en algunos peajes.

 

6. Facilidades para el aparcamiento

En muchas ciudades se bonifican las tarifas de aparcamiento público, y también se bonifica el uso de cargadores en plazas de aparcamiento públicas.

En algunos municipios los coches eléctricos están exentos de restricciones a la hora de aparcar en cualquier lugar, incluyendo las zonas verdes o azules, de forma totalmente gratuita y sin límite de tiempo.

En Barcelona, sin embargo, el aparcamiento en zona verde es gratuito solo durante las dos primeras horas. En la zona azul es necesario contar con una tarjeta de propietario de vehículo eléctrico

7. Circular en ciudades y uso del carril Bus/VAO 

La Ley de Cambio Climático obliga a todos los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en las que tienen parcialmente restringido su acceso los vehículos más contaminantes. Normalmente durante los días laborables y los episodios de alta contaminación. Y cada vez son más las ciudades que se están adelantando a esta obligación.

Por el contrario, los coches eléctricos cuentan con la etiqueta Cero Emisiones de la DGT y por lo tanto pueden circular libremente en las ZBE y en episodios de alta contaminación. Sin embargo, es importante estar atento a las normativas locales. Por ejemplo, en Madrid, los eléctricos sí deben cumplir la limitación de velocidad a 70 km/h en la M-30.

Además, en algunas carreteras los coches eléctricos pueden circular por carriles de alta ocupación (VAO) incluso aunque el conductor viaje solo. Esto representa un importante ahorro en tiempo.

 

8. Conducción más cómoda y relajada

El hecho de no emitir ruido ni tener que cambiar constantemente de marchas representa un gran descanso a la hora de acumular horas al volante, especialmente en circulación urbana. Permite una conducción más relajada y suave.

9. Ayudas oficiales

El Gobierno de España fomenta la compra de coches eléctricos mediante el Plan MOVES III, que ofrece ayudas de hasta 7.000 euros a los particulares que adquieren un vehículo de este tipo si además achatarran un coche antiguo.

Con un presupuesto inicial de 400 millones de euros, el plan estará en marcha hasta el 31 de diciembre de 2023.

 

10. Condiciones muy ventajosas en la financiación

Además de los diferentes programas de incentivos oficiales, los propios fabricantes ofrecen unas interesantes condiciones de financiación para la compra de un coche eléctrico. De esta forma se incentiva la compra de este tipo de vehículo, a la vez que lo hace más asequible a aquellas personas que tengan la necesidad de comprar un coche nuevo.

Y ahora que ya sabes las ventajas, ¿qué eliges, eléctrico o combustión?

En la red de concesionarios oficiales QUADIS podrás encontrar los mejores coches eléctricos y coches híbridos del mercado.