Blogs
Atrás

El superdeportivo eléctrico de Volkswagen sigue batiendo récords

El superdeportivo eléctrico de Volkswagen sigue batiendo récords

Los coches eléctricos están destinados a marcar una nueva era en la industria de la automoción. Y como demuestra el eléctrico más rápido jamás fabricado por Volkswagen, esta era no tienen por qué estar reservada únicamente a los entornos urbanos. Así, la firma alemana se ha propuesto dotar a la movilidad eléctrica de pasión y demostrar al mundo entero el potencial que tiene esta tecnología para plantar cara a los prototipos convencionales.

El Volkswagen ID. R es un coche de competición excepcional, diseñado exclusivamente para batir récords con los que no podrían soñar ni los coches de combustión más rápidos del planeta. Y si el año pasado se convirtió en el más rápido de la historia en la subida al Pikes Peak (7:57 minutos), en las últimas semanas ha inscrito su nombre en otros dos lugares míticos del mundo del automóvil.

 

El eléctrico más rápido en Nürburgring Nordschleife

El Volkswagen ID. R realizó recientemente la vuelta más rápida de la historia de un coche de cero emisiones al Nürburgring-Nordschleife, el circuito más difícil del mundo. Pilotado por Romain Dumas, cuatro veces ganador de las 24 Horas de Nürburgring, el ID. R rebajó el récord anterior de un coche eléctrico… ¡en más de 40 segundos!

El bólido de la marca alemana rodó sobre esta pista de más de 20 kilómetros a un ritmo espectacular, logrando un tiempo de 6:05,336 minutos con una velocidad media de 206,96 km/h. Para Romain Dumas, el récord de pista con el ID. R supuso otro momento memorable en su circuito favorito: "El ID. R estaba perfectamente preparado para Nordschleife y ha sido muy divertido experimentar la aceleración de vértigo y la alta velocidad en el paso por curva”.

La marca de Wolfsburgo realizó algunas modificaciones específicas para lograr este récord en el circuito de Nürburgring. Incluyó un paquete aerodinámico basado en la Formula 1, con un nuevo alerón trasero, un splitter frontal rediseñado y un sistema DRS que permitía reducir la carga aerodinámica en hasta un 20%.

 

Un nuevo récord absoluto en Goodwood

El Volkswagen ID.R ha conseguido su éxito más reciente hace solo unos días en la colina de Goodwood. Allí, en el marco del mundialmente conocido Festival of Speed, Romain Dumas ha alcanzado un tiempo de 39,9 segundos en la subida cronometrada, marcando así un nuevo récord absoluto de la prueba.

Para entender la magnitud de este hito, debemos explicar que el récord anterior estaba vigente desde el año 1999, cuando el alemán Nick Hiedfeld paró el crono en 41, 6 segundos… ¡pilotando un McLaren-Mercedes MP4/13 de Formula 1!

Volkswagen había preparado para esta ocasión una versión Sprint del ID. R, especialmente pensada para las singulares características de Goodwood. Al tratarse de un circuito muy corto, de tan solo 1,86 kilómetros, el coche montaba unas baterías más pequeñas y ligeras, con una gestión energética mucho más agresiva.

 

La punta de lanza de los Volkswagen ID.

En su versión estándar, los dos motores eléctricos del ID.R generan 500 kW de potencia (680 CV aprox.) para un peso inferior a los 1.100 kilos. El chasis y los componentes aerodinámicos están compuestos de fibra de carbono y kevlar, con la estructura de seguridad y otros elementos en acero y aluminio.

El ID. R es un coche orientado exclusivamente al circuito, pero es la punta de lanza de la gama eléctrica ID. de Volkswagen, y será emocionante ver cómo algunas de sus innovaciones llegan a los futuros modelos de calle.

 

El primer modelo de la gama ID. en llegar a nuestras calles será el ID.3, un coche que ya está disponible para reservas. Infórmate visitando nuestros concesionarios oficiales Volkswagen.